En la Reserva Natural, los pueblos originarios festejan el Año Nuevo

Será este sábado con participación abierta de la comunidad. Habrá fogatas y caminatas nocturnas. El objetivo es recibir a la nueva temporada de producción de la tierra que nos provee de alimentos.  

jueves, 23 de junio de 2011 · 00:00

 

La actividad se inicia con una fogata que permanece hasta la noche.

 

El próximo sábado 25, a partir de las 18 en la Reserva Natural del Pilar, se festejará el Nuevo Año, de acuerdo con la realidad astronómica y a las tradiciones de los pueblos originarios. Se comenzará con una caminata nocturna y el festejo correspondiente. La actividad es organizada por la Asociación Patrimonio Natural, entidad que gestiona la Reserva Natural del Pilar.

La celebración consistirá en el encendido de las cuatro fogatas tradicionales de esta ceremonia. La actividad puede ser presenciada por toda la comunidad para de esta manera conocer un poco más de esta fecha tradicional de las culturas originarias del hemisferio sur, en el predio ubicado detrás de la ex Fábrica Militar. La entrada es libre y gratuita.

“Para participar de la celebración se solicita que las mujeres concurran con polleras (puede ser por arriba de la vestimenta diaria), prenda que representa la imagen de la Mujer para la Pachamama. Los que deseen pueden traer vianda para cenar en torno al fogón”, señalaron los organizadores.

 

La celebración

La celebración se iniciará cuando las cuatro fogatas, ubicadas en cada uno de los puntos cardinales, ardan mientras que el sol se pone. Los fuegos quedarán encendidas hasta las 21, momento en el que se juntará a todos los visitantes para que en grupo se reflexione acerca de la importancia de reivindicar estas fechas que son Patrimonio Natural y Cultural.

El sentido que tiene todo el ritual es recibir a la nueva temporada de producción de la tierra que nos provee de alimentos, o sea, el renacer de la naturaleza.

Desde tiempos inmemoriales, los pueblos originarios han identificado los equinoccios y solsticios, correspondientes a la trayectoria del Sol, examinando el comportamiento de su entorno natural. De acuerdo a esas observaciones, trazaron calendarios anuales que les permitieron llevar una convivencia armónica con la naturaleza. La profunda espiritualidad de los pueblos originarios está directamente relacionada con la naturaleza que es la que da la vida.

Los pueblos de cultura andina, Aymara, Quechua y Likan Antai realizan ceremonias rituales del Año Nuevo. En ellas dan gracias a la madre tierra (Pachamama) y al padre sol (Tata Inti) y le solicitan les traiga un año productivo y rico en animales y cosechas para la comunidad.


Informes

Llamando al (011) 15-4972-2388, Sra. Liliana; o (02322) 667065 / 011-15-5730-2504, Sra. Graciela.

Por mail a info@patrimonionatural.org.ar

 

Comentarios