Protesta de UOCRA en la puerta de Granja del Sol

El gremio de la construcción pidió por las condiciones de trabajo y para que se reconozca el último aumento por parte de las empresas constructoras.

viernes, 20 de mayo de 2011 · 00:00

 

José Sánchez, titular de UOCRA.

 

Un grupo de sindicalistas del gremio de la construcción (UOCRA) bloquearon ayer la entrada a la empresa Granja del Sol, en reclamo de medidas de seguridad para los más de 100 obreros de la construcción que están levantando una obra en esa planta del barrio San Jorge de Pilar.

A su vez pidieron que las ocho empresas constructoras que están llevando adelante los trabajos reconozcan el aumento salarial del 24% que el gremio obtuvo hace dos semanas.

La medida de fuerza se extendió desde poco después de las 6 de la mañana de ayer e impidió el ingreso del personal de la planta frigorífica. Transcurridas un par de horas la protesta fue levantada ante el compromiso de Granja del Sol ante la UOCRA de que las constructoras deberán sentarse a negociar con el gremio.

En declaraciones al programa Materia Prima, de FM Plaza Plaza (92.1 Mhz), el titular de UOCRA Pilar, José Sánchez, explicó que las empresas “no quieren reconocer los aumentos salariales” y que las medidas de seguridad presuponen “riesgo de muerte” para los obreros.

Hace dos semanas UOCRA acordó con la cámara de la construcción un aumento salarial del 24% acumulativo (el 12% ya debe cobrarse este mes), más una suma no remunerativa de 710 pesos por cuatro meses.

“Ellos no lo quieren reconocer. Dicen que no lo pueden pagar porque no le dan los costos. Pero ellos son empresarios, cuando les va bien no reparten las ganancias; ahora quieren recostarse en los trabajadores. Esto no lo vamos a permitir”, enfatizó Sánchez. 

A su vez el dirigente señaló que desde hace seis meses que están tratando de dialogar con las empresas y ante la falta de respuestas “nos obligan a tomar este tipo de medidas”.

A media mañana, la empresa Granja de Sol se comprometió a obligar a las empresas constructoras a entablar el diálogo con el sindicato bajo la posibilidad de hacerles caer los contratos en caso de que no lo hicieran. Al cierre de la presente edición, tres de las ochos firmas que trabajan en la obra dentro del predio de la faenadora, ya habían entablado contacto con UOCRA para tratar de arribar a un acuerdo.

Comentarios