Comienzan a juzgar a familiares y allegados por el encubrimiento

Se trata del cuñado Bártoli a quien hoy mismo acusarían del crimen y podría ser detenido. También estarán el hermano, el hermanastro, un vecino, la masajista y un médico.

miércoles, 18 de mayo de 2011 · 00:00

 

Seis imputados comenzarán a ser juzgados hoy en los tribunales de San Isidro acusados del encubrimiento del asesinato de María Marta García Belsunce, cometido en 2002 en el country Carmel de Pilar, entre ellos familiares, una masajista y un médico.

Fuentes judiciales dijeron que la principal expectativa en el inicio del debate gira en torno a que la fiscalía tiene previsto acusar como coautor del homicidio a Guillermo Bártoli, cuñado de la víctima, y podría pedir su inmediata detención.

El juicio estará a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de San Isidro, integrado por María Elena Márquez (presidenta), Alberto Ortolani y Ariel Introzzi Truglia (vocales), que tiene previsto iniciar la primera audiencia a las 10 en la sala del entrepiso del edificio situado en Ituzaingó 340, en San Isidro.

La acusación estará a cargo de la fiscal de juicio Laura Zyseskind y de los actuales titulares de la UFI 2 de Pilar,  Leonardo Loiterstein y Daniel Márquez, quienes pidieron la detención de Irene Hurtig el jueves último y ayer fue rechazada.

Los familiares de la víctima, en carácter de “particular damnificado”, María Luisa Galup Lanús de Hurtig, madre de María Marta, y María Laura García Belsunce, hermana, estarán representados por el abogado Juan Pablo Vigliero.

En principio, el debate se realizará los martes, miércoles y jueves y declararán 158 testigos. Los jueces ya resolvieron incorporar 150 piezas por lectura (informes, peritajes, etc.) pero aún así el juicio se extenderá entre seis meses y un año.

 

Losa acusados son :

Guillermo Bártoli (cuñado de la víctima). Una pericia de audio lo ubica en la escena del crimen manipulando el cuerpo de María Marta por lo que se lo acusará como coautor del homicidio. Respecto al encubrimiento, gestionó y obtuvo en Casa Sierra el certificado de defunción “trucho” en el que constaba que María Marta había muerto de un paro cardiorrespiratorio no traumático en Capital Federal, cuando en realidad había sido asesinada a balazos en Pilar. Horacio García Belsunce (h) (hermano). Llamó al comisario Ángel Casafús para que le “sacara a la Policía de encima”. John Hurtig (hermanastro). Participó de la reunión y la decisión de arrojar la “bala-pituto” por el inodoro.

Sergio Binello (vecino del Carmel). Le ordenó al entonces presidente del country Carmel y a la guardia que no ingresaran los patrulleros y, si era necesario, que “pagaran” para ello.

Beatriz Michelini (masajista de María Marta).  Limpió con lampazo, agua y lavandina la escena del crimen.

Juan Ramón Gauvry Gordon (médico de ambulancia de Paramedic). Fue el primer emergentólogo en ver el cadáver de María Marta. Avaló la teoría de que había resbalado en la bañera y caído contra las canilla


Perfil y antecedentes de los tres jueces

El mismo tribunal que enjuició al cura Sasso

María Elena Márquez: tiene 51 años y 25 años en la función judicial. Es jueza del TOC 1 desde 1999. Alberto Ortolani: tiene 40 años y es juez desde 2008, aunque tiene una experiencia de más de 20 años en la función judicial. Ariel Introzzi Truglia: miembro del TOC 5 de San Isidro, pero integrará el tribunal en este juicio porque el tercer miembro del TOC 1, Gonzalo Aquino, no puede participar porque actuó entre 2007 y 2010 como fiscal de la causa.

Caso Canillas: El único antecedente que hay del TOC 1 conformado por estos mismos tres jueces es de octubre de 2008 cuando Márquez, Ortolani e Intruzzi Truglia, condenaron a perpetua a Maximiliano Pico y Franco Gasperotti -integrantes de la banda de Ezequiel “Chirola” Monti- por el secuestro y asesinato de Juan Manuel Canillas.

Padre Napoleón: El TOC 1 de San Isidro impartió en 2007 la primera condena de la historia judicial argentina para un sacerdote acusado de pedofilia, Mario Napoleón Sasso, a quien le dictaron una pena de 17 años por considerar que entre 2002 y 2003 había abusado sexualmente de un grupo de niñas de entre 11 y 14 años que concurrían al comedor comunitario a su cargo, en La Lonja.

Violador serial: En febrero de 2008 este tribunal le impuso la mayor pena conocida hasta ese momento para un violador serial: sentenció a 45 años de prisión a Hugo Vallejos (34), conocido como “El Sátiro de la Bicicleta”, por 23 violaciones ocurridas en Villa Adelina, Boulogne y Martínez.

 

158

Son los testigos del juicio. El debate demandará entre seis meses y un año.

Comentarios