Los dueños de los terrenos dicen que “no están usurpados”

Las tierras se dividen entre una persona física y una jurídica. Dicen que la gente está acampando en las veredas. “Nos costó mucho adquirirlos”, afirmaron, descartando una venta. 

8 de febrero de 2011 - 00:00

Esta mañana, en la Dirección de Mediación Comunitaria se hicieron presentes los dos propietarios de los terrenos pretendidos por un grupo de vecinos de la localidad de Luis Lagomarsino. Ambos acreditaron su titularidad y afirmaron que las tierras “no están siendo usurpadas”.

A partir de la llegada de quienes pretender ocupar los terrenos –el domingo 30 de enero-, se especuló con la titularidad de los mismos: que eran fiscales, que pertenecían a dos personas, que se daban ambos casos y demás. Sin embargo, ayer se presentaron dos personas, Enrique Botet y José María Costa para afirmar que son los dueños.

Así, se supo que la totalidad del terreno (unas cuatro hectáreas) fue originalmente propiedad de Botet, quien lo heredó una parte hace más de 30 años y compró el resto en 1994. El hombre vivía en la zona y luego se mudó a Córdoba, donde aún vive.

Una parte de esos terrenos se la vendió a COPROVI, una cooperativa de la que Costa es su presidente. Ambos son amigos desde hace muchos años, por ser vecinos en Pilar (ahora Costa vive en Avellaneda). El predio es una especie de “L”: una lonja de alrededor de 115x300 metros es la perteneciente a COPROVI, y la porción restante es de Botet.

Precisamente, Costa indicó a El Diario que los terrenos que le pertenecen a COPROVI están destinados a la construcción de viviendas: “El proyecto original son 250 viviendas, nosotros construimos esta cantidad en Escobar y quisimos hacer lo mismo en Pilar. En el ‘98, el Instituto de la Vivienda -por problemas internos- no tenía la financiación como para seguir y nos pidieron que paremos. Hicimos 130 casas, que se entregaron a la policía (el barrio policial, lindero al lugar del conflicto), y restan otras 120. Los planos ya están aprobados por el Municipio desde alrededor de 1996”.

Costa explicó que “para acceder a la financiación, hacemos una cesión con cargo al Instituto de la Vivienda, que empieza a financiar sobre esos terrenos, y si no puede hacerlo nos tiene que devolver las tierras” Sobre esto, comentó: “Nosotros nos dimos como plazo este año, si el Instituto dice que no lo pueden financiar más, se las vamos a pedir porque las necesitamos”. No obstante, afirmó que “la relación hoy con el Instituto es bárbara, a través de una cooperativa amiga tenemos dos emprendimientos más, hay una buena relación. En estos años, COPROVI entregó cerca de 600 viviendas entre Escobar, Pilar y Monte Grande”.

Tanto Botet como Costa recordaron que un amigo en común les avisó de la ocupación ese domingo, y el titular de COPROVI  se acercó a hablar con los vecinos. Ayer, el empresario afirmó que los terrenos “no están ocupados. En Lagomarsino hablé con dos grupos y les mostré los títulos, pensé que se habían calmado”.

Y agregó, sobre la situación actual: “Hay doce o trece carpas en la calle y en el predio están los policías. Los que están acampando lo hacen en lo que sería la vereda, por eso dicen que es público. Los terrenos no están siendo usurpados”.

Mañana, la nota completa en El Diario Regional.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar