Santángelo espera un reestreno “durísimo” ante el Carcelero

Tras su vuelta al club, el DT debutará como visitante ante uno de los equipos más efectivos del torneo. “Será un partido muy difícil”, anticipó. En la primera rueda, el Albinegro se impuso 1-0.

25 de febrero de 2011 - 00:00

 

“Lamadrid es un rival muy complicado, pero tenemos que salir a sumar”, expresó Oscar Santángelo.

 

Fénix estrenará técnico por cuarta vez en lo que va de la temporada 2010/2011 de la Primera C, en una clara evidencia del momento que atraviesa la institución.

Por la conducción del Albinegro ya pasaron Juan Tradito (de la 1ª fecha a la 8ª), Jorge Vázquez (9ª-14ª) y Walter Piacenza (15ª-25ª). Ahora la responsabilidad recayó en Oscar Santángelo, que se reencontró con el club pilarense luego de tres años y deberá maniobrar un verdadero buque en llamas para evitar el descenso.

En 25 fechas, Fénix ganó apenas 3 partidos. La misión del flamante director técnico será revertir este escenario en las 13 fechas que tiene por delante y descontar 7 puntos con respecto a Luján, para abandonar el último puesto de la tabla del promedio.

Remitiéndose únicamente a los números, asoma como una misión imposible. Pero desde el plantel Albinegro se mostraron optimistas y, en sintonía con los jugadores, Santángelo aseguró que “se puede salir de esto”. “Eso sí, siempre y cuando los jugadores empiecen a creer en ellos mismos”, aclaró el técnico en su presentación.

Ahora, con apenas cuatro entrenamientos bajo la nueva conducción, Fénix buscará torcer el rumbo ante uno de los rivales más temidos que tiene el actual torneo: General Lamadrid. El carcelero está 2º en la tabla y mañana recibirá al elenco de Pilar, en el marco de la 26ª fecha. “Será un partido muy complicado. Lamadrid es un equipo fuerte, que viene consiguiendo resultados y está motivado”, opinó Santángelo. “Además, es  una cancha dificilísima y no es lo mismo debutar jugando de visitante que haciéndolo de local. Pero uno no elige los partidos, así que vamos a tener que salir a sumar porque estamos obligados a eso”, agregó, en relación al primer obstáculo que deberá superar para encarar la recuperación de Fénix.

 

Entrenamiento

Pese al mal clima, ayer el equipo entrenó en el estadio Carlos Barraza sin mayores inconvenientes. Preocupado por la falta de gol que mostró el Águila a lo largo del campeonato, Santángelo sometió al plantel a una serie de trabajos individuales y ejercicios de definición. Luego realizó fútbol en espacios reducidos y un ensayo de 40 minutos utilizando el largo total de la cancha, aunque detuvo el juego constantemente para corregir cuestiones tácticas y repetir jugadas de pelota parada.

Si bien no precisó quiénes serán los once titulares que formarán ante Lamadrid, la base saldría del equipo que utilizó en el entrenamiento del último miércoles y las únicas dudas giran en torno al estado físico de Sergio Gómez, Rodrigo Acciaresi y Nicolás Garbero. “El equipo estará definido a último momento porque hay que ver cómo llegan los jugadores que están lesionados”, aclaró el DT. El esquema será 4-3-1-2 y un probable once inicial sería con Gastón Cardozo al arco; Federico Martínez, Martín Zúccaro, Garbero y Sebastián Ciaccheri en el fondo; Acciaresi, Joaquín Marcos y Hugo Silva como volantes; Daniel González o Jonnathan Díaz como enganche; y  arriba irían Gastón Sánchez y Federico Díaz.

 

Duelo de contrastes

El encuentro que mañana protagonizarán Fénix y Lamadrid podría definirse como un duelo de contrastes, teniendo en cuenta las estadísticas y el presente de cada uno. El Albinegro acumula 6 encuentros sin victorias, con 4 derrotas y 2 empates. El último éxito del conjunto pilarense fue en la 19ª fecha como local ante San Michel (1-0). Además, nunca ganó jugando fuera de casa, en 12 presentaciones, con un palmarés de 4 empates y 8 derrotas.

Lamadrid, en tanto, es uno de los tres equipos que más productividad mostró jugando de local. El club de Villa Devoto tiene un 75 por ciento de efectividad, cifra que se desprende de 8 victorias en 12 encuentros, con 3 igualdades y apenas una caída. De hecho, el equipo con conduce Jorge Franzoni no pierde de local desde la 2ª fecha del certamen, disputada el 7 de agosto del año pasado, cuando cayó 3-0 ante Argentino de Merlo. Asimismo, el Carcelero registra 7 partidos sin derrotas (5 triunfos y dos empates) y acumula 492 minutos con su valla invicta.


Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar