Ramos generales

Fútbol / Básquet

15 de febrero de 2011 - 00:00

 

A pesar del calor. La hinchada de Unión le hizo frente no sólo al calor sino también a las 3.000 personas de Camioneros, que estuvieron apostados en la tribuna visitante. Los simpatizantes del club de Del Viso poco les importó y con bombos, redoblantes y papelitos festejaron el sufrido triunfo en el Torneo del Interior.

 

 

Primero hay que saber sufrir… Dice una de las estrofas de Naranjo en Flor. Y así lo vivió la hinchada de Sportivo Pilar, el viernes pasado, en La Caldera la sufrida victoria ante San Martín de Junín. Por eso cuando quedaba poco y el Rojo ganaba con cierta diferencia, entonces, los hinchas se soltaron y empezaron a cantar por el éxito.

 

 

¡Qué mala pata! Walter Cricrí debió salir cuando promediaba el 3º cuarto, después que ganara un rebote en el propio tablero y cayera con todo el peso de su cuerpo encima de la rodilla izquierda. Rápidamente, el pivote cayó al piso y fue asistido por Juan Ortega, mientras Christian Arias mira con cara de preocupado la lesión de su compañero. Anoche le realizaban la resonancia para saber cual era el grado de la lesión y si podrá estar en la revancha en Junín.

 


Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar