Farmacias de Pilar, poco optimistas sobre el acuerdo con las prepagas

El plazo para un arreglo vence hoy. Piden bajar las bonificaciones hasta llegar al 10%. Hoy se ubican en el orden del 40%. “Hay muchos millones en juego”, coincidieron.

10 de febrero de 2011 - 00:00

 

Las farmacias de Pilar están a la expectativa sobre el posible acuerdo.

 

A horas de cumplir el plazo estipulado para llegar a un arreglo, los farmacéuticos de Pilar no son demasiado optimistas a la hora de arriesgar en qué puede derivar el conflicto con las empresas de medicina prepaga: es que, no se bajan las bonificaciones al 10%, las farmacias podrían suspender desde mañana los descuentos a los afiliados.

En la farmacia Baretta indicaron a El Diario que “todavía no nos ha llegado una notificación al respecto”. El local está asociado a la Cámara de Farmacias, una de las entidades que está en tratativas. “Esperamos que bajen las bonificaciones al 10%. Es un reclamo conjunto con el Colegio de Farmacéuticos –explicaron-, la diferencia está en qué obras sociales tiene cada entidad, algunas son diferentes. Estamos peleando juntos”.

Asimismo, expresaron que “si ponen voluntad se puede solucionar, pero no va a pasar en un día, hay mucho dinero en juego”. Y reivindicaron el reclamo al afirmar que “el margen de ganancia para el farmacéutico es cada vez más chico, a pesar de que el precio de los medicamentos aumenta”.

Por otra parte, en el caso de que no se arribe a un acuerdo y se suspendan los descuentos, “ofreceremos un vale de reintegro, para que los afiliados lo pidan en un plazo de 10 días a su prepaga”. Aunque, a su vez, arriesgaron que “no pensamos que esta medida dure muchos días, porque las empresas se pondrían a todos sus afiliados en contra”.

En la farmacia Del Globo coincidieron en que “no llegó nada”, pero recordaron que la suspensión de los descuentos “ya se hizo en enero, aunque por no más de un día”. Si bien el reclamo es de larga data, desde principios de este año se ha profundizado, debido a que las distintas entidades que agrupan a los farmacéuticos aseguran que se hace imposible seguir solventando las bonificaciones que aplican en cada medicamento que compran los afiliados a las distintas empresas de medicina prepaga.

 

Pelea

Ante la amenaza de la suspensión de los descuentos –algo que se realizó por poco tiempo- se llegó a una tregua luego de una serie de reuniones entre las partes. Precisamente, la bonificación al 10% es uno de los puntos fijados el pasado 16 de enero, en la segunda acta de acuerdo que consensuaron entre farmacias y prepagas. La tregua tiene fecha de vencimiento: hoy mismo. A su vez, en la primera de las actas, las prepagas otorgaron una baja del 1% a las farmacias que entregan bonificaciones superiores al 20%; y las farmacias se comprometieron a no tomar medidas de fuerza, pacto que no fue adherido por el Colegio de Farmacéuticos.

Por el momento, trascendió que en la provincia no hubo ninguna oferta por parte de las prepagas que permitiera llegar a un acuerdo. En este sentido, las entidades decidieron que no se harán acuerdos individuales entre empresas y farmacias, sino que serán los cuerpos colegiados quienes negociarán para todos sus asociados.

Días atrás, el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Pilar, Fabián Oroño, indicaba que la posición en la entidad “es la de luchar por cambiar esto, por la preservación del sistema de salud y para que cada habitante de Pilar tenga la posibilidad de acceder a medicamentos en su barrio, y no tenga que hacer distancias kilométricas. Estas bonificaciones onerosas tienden a concentrar el mercado, se perjudica el consumidor, a la larga pierde la gente”.

Ayer, en la farmacia Domenech no tenían notificaciones oficiales sobre alguna solución o medida de fuerza tomada. En el lugar señalaron que “algunas prepagas sacan hasta un 22%. Si se confirma la suspensión, a los clientes les daríamos una boleta de reintegro, es algo que ya pasó”. A su vez, coincidieron con sus colegas en que “hay tanta plata en juego, tantos millones, que es difícil de solucionar al corto plazo. Pero si las prepagas quieren, se arregla”.

A medida que transcurren las horas, no llegan noticias de acuerdo entre las partes, por lo que el caso podría derivar en el corte de descuentos.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar