Denuncian persecución pero la policía habla de más controles

viernes, 16 de diciembre de 2011 · 00:00

 

La imagen tomada por los travestis muestra a la policía en la zona roja.

 

 

En medio de las denuncias de los vecinos contra la zona roja y las acciones que desarrollan los travestis, las trabajadoras sexuales denuncian “persecución” y “aprietes” de la policía.

El grupo de travestis que trabaja en la zona roja denunció ante El Diario a un grupo de policías que aseguran, en varias ocasiones han interferido en su trabajo.

“No nos dejan trabajar libremente, siempre son los mismos que vienen y presionan a los clientes para sacarles plata”, contó una de las trabajadoras sexuales que enfatizó: “es grave, es persecución policial”.

Al mismo tiempo, varios travestis mostraron fotos tomadas con sus teléfonos celulares en las cuales se ve a los uniformados y sus clientes e incluso las patentes y números del patrullero: “a veces les retienen la cédula del auto y hasta que no les dan plata, no se la devuelven”, lanzó una travesti.

En tanto, Pamela, una de las mujeres que trabajan en el lugar, remarcó: “dentro de la zona roja han levantado y se llevaron a dos clientes que venían a pie”. Al tiempo que aseguró que en ocasiones persiguen a los autos que salen con trabajadoras de la zona, hasta la puerta del hotel y antes de entrar, “los detienen impidiendo que trabajemos”.

Por su parte, desde la policía reconocieron que sus móviles circulan por la zona y aseguraron que lo hacen en prevención. Al mismo tiempo, recordaron que en los últimos días una de las trabajadoras sexuales fue violada por un hombre que la obligó a subir a su automóvil, en los alrededores de la zona roja, por lo que remarcaron, intensificaron los patrullajes en el lugar.

En ese contexto, desde la policía rechazaron las denuncias de las trabajadoras sexuales y vincularon el hecho a la posibilidad de que la zona roja pueda ser trasladada a pedido de los vecinos.

Comentarios