Quitan carteles mal ubicados para reducir la contaminación visual

Son de pequeñas dimensiones, en su mayoría pegados en postes. En Pilar no hay una normativa firme. Empezaron por la calle Saraví (foto).
viernes, 11 de noviembre de 2011 · 00:00

Con el objetivo de reducir la contaminación visual en el distrito, desde la Dirección de Coordinación de Inspecciones han comenzado a realizar una serie de “limpiezas” de letreros ubicados de manera informal –esto es, en lugares no permitidos para publicidad- en todo el Partido.

Los especialistas en asuntos de ecología definen a la contaminación visual como “el abuso de ciertos elementos no arquitectónicos que alteran la estética, la imagen del paisaje tanto rural como urbano, y que generan, a menudo, una estimulación visual agresiva, invasiva y simultánea”. Por ende, la ciudad y su fisonomía, en lugar de devolver a los sentidos un clima apacible, perjudicaría a la salud a través del bombardeo constante de estímulos que se cruzan en el camino de conductores y peatones.

Por el momento, los trabajos de remoción de carteles comenzaron en calles como Chubut y Saraví, es decir, las que unen dos rutas -25 con Panamericana y la 8 con  la misma autopista, respectivamente-.

“Esos carteles comerciales pueden distraer a los automovilistas”, expresó a El Diario Roberto Airoldi, director de Coordinación de Inspecciones. El funcionario se refirió así a los letreros pequeños, mayormente de plástico, que se encuentran generalmente clavados o adheridos a los postes de luz. Además, Airoldi habló que “remover a los letreros más grandes, que están en mal estado y en riesgo de caerse”.

Asimismo, según pudo averiguar El Diario se están quitando, en su mayoría, carteles que pertenecen a inmobiliarias, ya que son los que más presencia tienen. “Para eso están los lugares reservados para publicitar en la vía pública, y los letreros que se colocan en los terrenos, para vender o alquilar”, indicó el funcionario.

Por otra parte, señaló que “algunos se rompen al querer sacarlos, los demás quedan guardados en la sede de la Dirección (Rivadavia y Lorenzo López) hasta que el dueño los vaya a buscar, ya que se los guarda por un tiempo prudencial”.

Comentarios