Aseguran que hay un 40% más de estudiantes de carreras docentes

jueves, 6 de octubre de 2011 · 00:00

 

“Los institutos de Formación Docente aumentaron su matrícula un 40%, aún cuando las carreras se hicieron más extensas con 2.600 horas y prácticas profesionales desde el inicio de la currícula”, destacó el ministro de Educación, Alberto Sileoni, durante un encuentro en Mar del Plata.

El fuerte incremento de inscriptos en carreras docentes fue   ponderado como una respuesta social al lugar que se le dio a la educación en Argentina estos últimos años, durante las dos jornadas que organizó el Instituto Nacional de Formación Docente (INFD) en esa ciudad balnearia.

 “Es una muy buena noticia el crecimiento del 40% que se  registró desde el 2007 en la cantidad de inscriptos a las carreras docentes”, destacó Sileoni ante cientos de docentes, estudiantes y formadores de futuros maestros en un hotel marpaltense.

Las Primeras Jornadas de Formación Docente que se extenderán hasta hoy se organizaron en torno a talleres y conferencias.

Con el fin de poner en común experiencias, profundizar  algunos debates y asumir nuevos desafíos, los profesores y  estudiantes tratan temas como «políticas estudiantiles,  alfabetización inicial, Conectar Igualdad en la formación docente, e investigación».

Sileoni estimó “significativo» que este incremento de la  matrícula «se haya dado en coincidencia con la incorporación de un año más en el plan de estudio, medida que tomamos para jerarquizar la formación de nuestros maestros».

Contrariamente a lo esperado, señaló Sileoni, «cuando  llevamos la carrera de 3 a 4 años de duración, en vez de perder matrícula, los alumnos nos acompañaron», aún cuando aumentó la exigencia con 2.600 horas de cursada y más prácticas desde el inicio de la carrera, lo que exige mayor dedicación y disponibilidad horaria.

 “Que hoy haya más jóvenes interesados y con vocación de seguir la carrera docente tiene que ver con haber podido reconstruir la nación educativa», sostuvo el titular de la cartera a nivel nacional.

El ministro dijo que esa «nación educativa» fue reconstruída a base de mejoras salariales en el marco de las paritarias, del 6,40% del PBI para educación, y de la distribución de netbooks a los institutos de Formación Docente, entre otras políticas.

Se refirió a los educadores como quienes realizan una tarea técnica y pedagógica, pero con «un altísimo componente de naturaleza política, esencialmente porque intervenimos en las biografías de nuestros alumnos”.

«Estamos pensando los próximos 10 años de la educación, la educación del segundo bicentenario 2011-2016 y la educación de las metas de Iberoamérica hasta 2021», dijo Sileoni.

En esa línea, auguró «una educación de calidad, con un ciclo lectivo con más días de clase, con más horas por día, y más escuelas con jornada extendida». «Hay que dar una batalla cultural contra el concepto  educativo de excelencia educativa», advirtió y explicó que la mejor educación es «una educación mejor pero para todos».

Durante su discurso, recordó a los maestros que  desaparecieron en la dictadura y destacó la figura del «buen docente» como quien cree en que «el mejor modelo está por venir».

Comentarios