Encontraron una nueva salida para evitar inundaciones en Derqui

Descubrieron una canal que había sido tapado. Está en un terreno privado pero ya se logró autorización de los propietarios. Lograría parar los desbordes en Monterrey y El Bajo.
domingo, 28 de marzo de 2010 · 00:00

Dragalina. La máquina ya comenzó esta semana con los trabajos.

 

 

Luego de las intensas lluvias de febrero y marzo que provocaron numerosos evacuados en todo el distrito de Pilar, en la localidad de Presidente Derqui se busca otro paliativo para una zona generalmente anegada desde el momento que su principal cauce receptor, el canal Monterrey, ya colapsó a fines de enero.

Es que un estudio de la Secretaría de Obras Públicas del Municipio determinó que la obra hidráulica necesaria debe contemplar una inversión económica por ahora inexistente para ese fin.

No obstante, con la colaboración del edil oficialista Alberto Zapata y la del vecino Saúl Rodríguez, los técnicos hicieron un hallazgo clave para todo el barrio del sector Monterrey Sur: un gran canal que hace más de 20 años había sido tapado para que el ganado pastoreara.

Se encuentra en la esquina de Mendoza y Colombia, ambas calles prácticamente intransitables por el nulo mantenimiento y, justamente, por quedar bajo el agua de lluvia por su gran desnivel.

Esa intersección está sobre los denominados “Campos de Figalo”, que limitan con la ruta 234, y de ahí hacia el recolector de aguas de la jurisdicción derquina como es el arroyo Pinazo.

En consecuencia, esta semana comenzaron los trabajos de reapertura con una máquina dragalina que cuando termine esta tarea deberá realizar otra tarea idéntica en los “Campos de Gómez” (ver aparte).

“Sabemos que los dueños lo taparon hace más de 20 años, pero hace mucho que ya no se cría ganado y la familia Figalo autorizó enseguida la reapertura”, comentó el concejal Zapata mientras le daba indicaciones al técnico de la máquina.

Los primeros estudios determinaron que el nuevo canal, de varios metros de profundidad y ancho, podrá recibir gran parte de las lluvias que se precipitan sobre el enorme barrio Monterrey y, al menos las de su sector sur, circularán por el nuevo cauce.

“Esperemos que esto sirva para algo, es cierto que había un canal que se tapó y nosotros pagamos las consecuencias porque no puede entrar la ambulancia, ni los bomberos ni los remises, y ni hablemos de colectivos”, dijo a este medio una vecina que miraba los trabajos.

La extensión del nuevo recolector supera el kilómetro ya que comienza en la esquina de Colombia y Mendoza y, a través de los terrenos de la familia Figalo desembocará en el mismo Pinazo.

 

 

Campos de Gómez

Luego de numerosas idas y vueltas durante años, el Municipio logró la autorización por escrito de los propietarios de los “Campos de Gómez” para ingresar con su maquinaria pesada. El objetivo es dragar el cauce que recibe las lluvias de barrio El Bajo y avanzan, pasando debajo de las vías del San Martín, hacia ese canal.

Para tal fin hace pocos días se firmó un acta de compromiso entre el juez de Faltas Sebastián Zamarripa, el concejal Alberto Zapata, el representante legal de los dueños de ese predio, y un funcionario de la Secretaría de Obras Públicas de la Municipalidad.

Así se logró terminar con las diferencias entre los dueños de esos terrenos y la delegación municipal derquina. “Fue otro paso clave para el barrio El Bajo porque queremos ensancharlo y al mismo tiempo vamos a respetar las exigencias de los dueños que autorizaron los trabajos”, aseveró Zapata.


Comentarios