Reconocimiento a aquellos que “se bajaron” de la mortalidad infantil

por Lic. M. Isabel Arata*

7 de febrero de 2010 - 00:00

Es necesario aclarar cierta información que aparece en la columna de la concejal Dra. Ma. Marcela Campagnoli (publicada en este mismo espacio el jueves último).

Para empezar, algunos de los profesionales que nombra como parte de la U.A.R.M.I., nunca trabajaron en dicha unidad. El Dr. Polícaro era el coordinador de las salas de La Lomita y Agustoni; el Sr. Sergio Nievas estaba encargado del sistema contable; y el Dr. Corasaniti era el coordinador de la Unidad Sanitaria Móvil.

Si bien los datos y la información se centralizan en las oficinas de Atención Primaria, la U.A.R.M.I., funciona gracias al trabajo diario de los equipos de los centros de salud, y los hospitales Falcón y Meisner, a quienes la Sra. concejal debería acercarse y pedir disculpas por haberlos omitido en su nota.

El hecho de que dichos profesionales ya no presten servicios en el Municipio responde a que, ante un aumento de la exigencia y nuevas pautas de trabajo, entre otras cosas, no pudieron alinearse. Es así que tomaron la decisión de hacerse a un lado en lugar de aunar esfuerzos para mejorar la salud de la comunidad de Pilar, y por ende la mortalidad infantil.

Por otro lado, durante la gestión de los profesionales antes nombrados, se detectaron grandes irregularidades administrativas, en cuanto a horarios de trabajo, guardias, etc., que sólo creaban desigualdad e inequidad con sus compañeros.

No hay, como insinúa la concejal Campagnoli, “drenaje” de profesionales, sino algunos cambios como en cualquier otro sistema de salud.

La mortalidad infantil es un índice que se mide a través de múltiples factores, es decir que no es exclusividad del área de salud, y por ahora las cifras que se manejan del año 2009 son provisorias. En el año 2008, el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires informa: la tasa de Mortalidad Infantil de la Región Sanitaria V, siendo del 12, 2, y la Tasa de Mortalidad Infantil de Pilar es del 11,5; es decir que el anuncio frente a la Presidenta, que la concejal aduce en su escrito, es el índice al que realmente llegaría según la evolución en la curva de medición (que hasta ese momento eran datos provisorios, como son actualmente los del 2009.

Para hablar con exactitud y no confundir a los lectores, la Sra. Campagnoli, debería haberse acercado a la Secretaría de  Salud, a la que reiteradamente fue invitada pero nunca asistió, para difundir su opinión con fundamentos más cercanos a la realidad.

En el año 1995, la tasa de mortalidad infantil fue del 27.94; en el año 2003, fue de 19.2; en el año 2006 fue de 17.92.

Sra. Concejal, puede acercarse a la Secretaría de Salud y aprender a medir la mortalidad infantil, donde se toma en cuenta, el sistema público y el sistema privado, como los niños fallecidos en clínicas privadas, en otras provincias pero que tiene residencia en Pilar, etc.

El Municipio del Pilar cuenta con equipos capacitados para que estas cifras se modifiquen porque también articulamos con otras áreas municipales que no pertenecen a Salud y día a día se demuestra la lucha contra este flagelo y muchos otros.

Sabemos de la mirada de nuestro intendente hacia la comunidad, que no es fragmentada, que se dirige hacia un “todo” como personas, como familias, y por ello acompañamos la gestión, porque es un sabio en el tema y pelea por una verdadera promoción y prevención.

Quizás para otros municipios vecinos que usted manifiesta como del primer mundo, lo único que les interesa es tener una población enferma y convertir la salud un negocio.

Por ellos rezaremos Sra. concejal, para que nuestros hermanos vecinos sean cuidados antes de padecer una enfermedad, y, si le interesa, la invito como decía la Madre Teresa, ¿Quiere saber qué hacemos? Venga, acompáñe y trabaje a la par nuestra.

 

Directora de Atención Primaria Municipalidad del Pilar.

 

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar