Relevamiento de SCIPA

Las ventas minoristas volvieron a caer aunque a menor velocidad

Bajaron el 23,47% en agosto en comparación con el año pasado. Venían de un retroceso del 42 % en julio. Juguetería y Librerías en alza, Indumentaria, el rubro más complicado.
viernes, 4 de septiembre de 2020 · 12:43

Las ventas minoristas en el comercio del centro de Pilar volvieron a sufrir el fuerte impacto de la pandemia, cayendo el 23,47% en agosto, en comparación con el mismo mes del año pasado. La actividad acumula así un retroceso promedio del 28,4% en lo que va del año y registra una caída por 27º mes consecutivo. De todas maneras, si bien los números siguen siendo negativos para el sector, la baja empieza a desacelerarse, ya que después de cuatro meses con retrocesos superiores al 40% (abril, mayo, junio, julio) con la apertura de nuevos rubros, el impacto se redujo casi a la mitad.

Las estadísticas se desprenden del relevamiento que dio a conocer la Sociedad de Comerciantes, Industriales, Propietarios y Afines de Pilar (SCIPA), los cuales realiza para los índices nacionales que presenta la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Por rubros, las mayores bajas se dieron en Indumentaria (uno de los más castigados en la pandemia) con el 80%; la actividad en Bazar y Regalos se retrajo un 70% y mucho menor, Golosinas -2%. El resto de los rubros tuvo comportamiento positivo: Jugueterías y Librerías subieron 5%; Alimentos y Bebidas 3,2% y Ferretería, Materiales Eléctricos y para la Construcción 3%.

Desde Scipa señalaron que “la situación no mejora” y que la “incertidumbre en materia económica y de salud “mantienen en vilo a las familias que se muestran cautas a la hora de consumir”. No obstante consideraron que “mes a mes las ventas vienen recuperándose lentamente a medida que se van exceptuando las actividades económicas”.

La cámara también consideró que “mejoró el nivel de ventas de unidades de juguetes” al considerar que el “consumidor tuvo posibilidades de gastar lo que no destinó a recreación”. En este mismo sentido remarcaron que otro punto que afectó a las ventas fueron “las ofertas lanzadas por los hipermercados en juguetes e indumentaria”.

Sin la crisis por el Covid, enero y febrero habían caído, 5,18% y 5,08%. Los cierres parciales implementados en el último tercio de marzo impactaron en una caída del 11,37% y después vino la debacle con bajas del 47,27%; 47,42%; 46,07% y 41,48% en abril, mayo, junio y julio. El más pasado se atenuó la caída con el 23,4%. El dato positivo es que van dos meses de desaceleración de las bajas.

1
3
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
60%
Tristeza
40%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios