POR 9º MES CONSECUTIVO

Caen 14,5% las ventas en los supermercados

Es lo que registró el Indec durante marzo. En los shoppings, la baja fue del 16,6%. Pero se recuperaron en la comparación con febrero.

Caen 14,5% las ventas en los supermercados

PARA ABAJO. Consultoras estiman que la caída será del 2% en el año.

Las ventas en los supermercados bajaron 14,5% en marzo, en relación con igual mes de 2018, y registraron así su novena caída interanual consecutiva, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).
En tanto, las ventas realizadas en los grandes centros de compra retrocedieron 16,6%, entre marzo e igual mes del año pasado, también con nueve descensos seguidos.
Sin embargo, la medición de las ventas hechas a precios constantes, mostró en marzo un alza en las ventas de los supermercados de 9,4% en marzo respecto a febrero y de 24,5% en el caso de los “shoppings”.
El Indec informó también que las ventas de productos electrodomésticos en marzo tuvieron una facturación a precios corrientes de $ 7.821,9 millones, con un aumento de solo 1,5% interanual, lejos del incremento de la inflación minorista, que en ese período alcanzó a 54,7%, según datos del propio organismo.
Luego de haber alcanzado la inflación minorista un “pico” de 4,7% en marzo, el Gobierno impulsó en abril una serie de medidas para incentivar el consumo, como créditos a baja tasa para jubilados y beneficiarios de planes sociales, y la implementación del programa Productos Esenciales dentro del plan Precios Cuidados, que congeló el valor de 66 productos de primera necesidad.
Las consultoras privadas estimaron que la tendencia declinante en el consumo siguió también en abril y que la retracción oscilará a fin de año entre 2%, como el caso de “W” y “LLG”, y 3,1%, en el cálculo de Economías y Regiones.
El último informe de Scentia estimó una caída de 6,4% para abril respecto a igual mes de 2018, por lo que la baja durante el acumulado del primer cuatrimestre alcanza a 7,1%.
Osvaldo del Río, socio de Scentia, explicó en declaraciones a la prensa que “70% de la gente con bajos ingresos explica el 50% del consumo masivo», y este segmento es que no ha tenido todavía una recomposición de su poder adquisitivo.
Ante esta realidad, los consumidores adoptan medidas defensivas. 
Según el reporte de Scentia, los que tienen ingresos bajos reducen sus visitas al supermercado y recortan la lista de artículos.
Por su parte Guillermo Oliveto, de la Consultora W, estimó que el año terminará en caída para el consumo masivo de 2%, “pero con un fuerte repunte en el segundo semestre”. 

1
2
Comentarios Libres