Estadísticas de Scipa

Las ventas minoristas siguen en el tobogán: cayeron 2,28% en enero

Es la peor baja de los últimos 26 meses. El mayor retroceso se registró en el sector Juguetería con el 3% y Golosinas con el 2,5%. La actividad cerró el año con pérdidas del 10%.

Las ventas minoristas siguen en el tobogán: cayeron 2,28% en enero

JUGUETERÍAS. Con una baja del 3%, es el rubro que más sintió el impacto en enero.

Hay que remontarse a noviembre de 2016, hace 26 meses, para encontrar una caída tan pronunciada de las ventas en el comercio minorista del centro de Pilar. Enero de 2019 registró una baja de la actividad del 2,28%, comparado con el mismo mes del año pasado. Es casi una décima más que en diciembre cuando había registrado una merma del 2,17%. El período de noviembre de aquel 2016 había arrojado un 3,83% de baja, en lo que fue un año muy complicado para el sector, que empezaba a sentir los primeros coletazos de la crisis de consumo.

Se trata del noveno mes consecutivo de retracción de las ventas, en un sector cuya actividad descendió un 10% a lo largo de todo el año pasado.

Los números del relevamiento que la Sociedad de Comerciantes Scipa realiza para los índices nacionales que presenta la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), reflejan un retroceso en todos los rubros.

La mayor caída se registró en el sector Juguetería con el 3% y le siguió Golosinas con el 2,5%, lo que afianza una crisis en ese rubro, uno de los más castigados desde hace al menos dos años, y que terminó cerrando el 2018 con una pérdidas del 20,3%.

En tanto, Ferretería tuvo una baja del 2,2%, mientras que Alimentos y Bebidas, Indumentaria y Bazar y Regalos sufrieron una caída del 2%.

Enero del año pasado mostró un 0,75% arriba, en febrero la suba fue 0,58%, se quedó 0,5% en marzo y ascendió en abril a 0,67%. A partir de mayo comenzaron las bajas con 0,95%, en junio se derrumbaron 1,12%, en julio 1,32% y agosto llegó al 1,45%. Septiembre alcanzó 1,62%, octubre 1,75% y trepó al 2,05%, rompiendo incluso los análisis previos de que podría comenzar a verse una mejora en algunos índices de consumo. Sin embargo, lo peor llegó en el último mes del año, con una retracción récord del 2,17%. El 2019 dio señales de que tampoco va a ser un año fácil para el sector, al menos en el primer semestre.

Un informe publicado por El Diario a fines del año pasado reveló otra cara de la crisis del comercio del centro: un total del 15% de los locales comerciales de las cuatro principales calles del centro, permanecen vacíos.

 

 

 

Comentarios Libres