La experiencia práctica del Pilar Tecnológico

por Martín Ciprés
domingo, 10 de febrero de 2013 · 00:00

Hay dos factores que están permitiendo diferenciar las ventajas competitivas de las empresas, principalmente de la pequeña y mediana empresa (Pyme): la innovación y la tecnología.

La innovación permite mejorar los procesos productivos y la comercialización en un mundo cada vez más competitivo, y la tecnología está permitiendo mejorar los productos y servicios de las compañías, en donde se optimiza el producto y mejora los costos.

En ese sentido, el trabajo estratégico de Pilar Tecnológico que está realizando la vocación pública y la iniciativa privada, comenzó a dar sus frutos, porque el trabajo en conjunto que se ha delineado tendrá su correlato en el próximo Foro Transfiere que se realizará desde mañana y hasta el viernes 15 en la ciudad española de Málaga.

Allí, empresas con fuerte tradición productiva pilarense como Bedson, Exal, Metal Pilar y el Parque Austral, participarán de este encuentro junto al Municipio de Pilar, que será uno de los expositores del foro para contar la experiencia del modelo de gestión que está permitiendo la radicación de empresas tecnológicas en el territorio con el incentivo fiscal que propone el gobierno local.

Este modelo de gestión tuvo el correlato de dos encuentros que fueron fundamentales a la hora de definir acciones comunes: las ruedas inversas de los sectores de la alimentación y las farmacéuticas.

Ambas cadenas de valor junto al sector tecnológico fueron designadas por el Gobierno bonaerense para su plan productivo 2020, que a su vez integra el plan nacional de productividad para esta década.

Este apoyo estatal, tan valorado por el sector privado, tiene un único fin: potenciar el trabajo de estas empresas, muchas de ellas Pymes, para permitirle su consolidación en materia empresaria y su internacionalización en materia de comercio exterior.

Este trabajo permitió que Pilar produzca el 6% de la producción nacional con sus casi 500 empresas productivas, que a su vez representan el 20% de todo lo que produce la Provincia de Buenos Aires.

Para que todo este proceso continúe en expansión, las rondas inversas de alimentación y farmacológicas fueron fundamentales para que el sector público y el sector privado definan un diagnóstico común y a partir de allí trabajar en las líneas de acción que todavía faltan corregir.

El sector farmacéutico, principal cluter por cantidad de empresas y producción, definió un trabajo en conjunto para capacitación laboral, en donde las empresas, el Municipio y la UTN Regional Delta avanzarán en esa materia durante el corriente año.

En el sector alimentación se abrieron contactos comerciales entre las empresas argentinas y supermercados e hipermercados brasileños, con la idea de hacer contacto directo entre ejecutivos de ambos países y facilitar la exportación de productos pilarenses dentro del marco del Mercosur.

Todos estos hechos puntuales, que se van plasmando a través del tiempo, se basan en dos columnas básicas: confianza y conocimiento; que permiten potenciar la sinergia público-privada local para proyectar a Pilar como ciudad internacional.

Comentarios