Precios altos y estacionamiento, las claves para la baja en las ventas

La actividad de los comercios en el centro está en caída durante enero. Los vecinos opinaron sobre las principales falencias. Quejas por inflación, horarios y el cobro para estacionar.
domingo, 27 de enero de 2013 · 00:00

Tal como se informara en la edición del martes, el comercio en el centro de Pilar experimentó un descenso desde el comienzo del verano, situación que preocupa particularmente a la Sociedad de Comerciantes (SCIPA) y a los trabajadores de diversos rubros en general.

A lo largo de la semana, El Diario consultó a los lectores acerca de lo que ellos opinaban sobre el descenso en la actividad comercial, intentando dar con las causas. En este sentido, los precios elevados y la rigidez del estacionamiento medido fueron los problemas más mencionados por los vecinos.

En una encuesta del sitio www.pilaradiario.com, al cierre de esta edición sobre 186 votos el 37% de los participantes mencionó a los “precios altos” como principal causa de la merma en las ventas. A su vez, el 30% culpó al nuevo sistema de estacionamiento medido que desde el año pasado rige en buena parte del centro.

Por su parte, el 19% opinó que se debe a la cantidad de gente que está de vacaciones; mientras que el 9% cree que se debe a las “pocas ofertas” que pueden encontrarse en los diversos negocios. El 5% restante se dividió en otras causas o declaró que “no sabe”.

 

Opiniones

De la misma manera, a lo largo de la semana los lectores se expresaron a través de la página mencionada y el sitio de El Diario en la red social Facebook, dejando su punto de vista sobre la situación y deslizando varias críticas sobre la actualidad de la cabecera del Partido.

Para Paula Afronti, ocurre por “la combinación de estas sencillas cosas: calles rotas, mugre, inseguridad, precios altos, horarios rarísimos de cierre y apertura, etc. Estuve el otro día en General Rodríguez y el centrito es hermoso, a veces hay que imitar a los que lo hacen bien aunque no sean del Partido”.

Según Paul Wolffe, “todo cierra a la hora del almuerzo, que es quizás la hora en la cual una persona que trabaja en una oficina tiene para comer rápido y salir a hacer algunas compras. En ningún país serio se cierra para la siesta, los horarios son de corrido como en los shoppings”.

Asimismo, Pablo Andrés describió que “el jueves a la noche, hay un solo lugar (El Colonial) para cenar. Las vidrieras del ‘centro comercial’ todas a oscuras y un par como persianas ciegas. El sábado a la tarde no conseguís un bendito lugar en dónde cargar la SUBE (para el estacionamiento medido sí tienen). El sábado a las 23 quise comprar una gaseosa y el único que estaba abierto era el quiosco frente a la plaza, y me cobraron una coca de 1 1/2 a $16. ¿Por qué no se dejan de quejar y hacen algo por Pilar?”.

 

Para estacionar

Por su parte, Andrea González comentó que “yo tengo auto y es imposible andar por el centro de Pilar, mucho más estacionar, y no siempre tengo o quiero pagar estacionamientos privados”. Precisamente, el del estacionamiento medido fue el más mencionado en la red social. Así, Humberto Asturiano recordó que “una vez fui a comprar el pan enfrente del club Peñarol ¡y me comí una multa de $50 por dos pesos de pan! Estoy de acuerdo si vas a tardar una hora o dos, pero hacer una compra te lleva 15 minutos. Eso hace que los comerciantes trabajemos menos”.

En la misma línea, Alicia Tenzi opinó: “Estoy de acuerdo con Asturiano, a mí me pasó lo mismo, bajé en fotografía Gómez a retirar con la baliza encendida, y cuando salgo -habré tardado 2 minutos- me estaba haciendo la boleta. Les comenté pero no escuchan o se hacen, no pagué nada, cuando me venga vamos a ver cómo es el asunto, es su palabra contra la mía. A mí me gustan las cosas justas”.

Laura Rosana Funes indicó que “realmente es una vergüenza, olvidate de ir a comprar al centro. Tres mangos el estacionamiento, perdés 15 minutos de ir a pagarlo, y 15 en encontrar lugar. El intendente quiso hundir a los pobres comerciantes”. Y Pablo Rodríguez aseguró que “yo ya no compro nada en el centro porque donde parás tenés que pagar estacionamiento. La semana pasada paré a tomar un helado y cuando volví ya me habían puesto el papelito, fui a la central donde controlan el estacionamiento medido y tuve que pagar 72 pesos de multa. Así que opté por empezar a ir al kilómetro 50”.

 

Coordina el estacionamiento medido

Martínez: “Son los famosos 5 minutos”

Acerca de lo indicado por varios lectores, sobre infracciones aplicadas luego de haber estacionado en el centro de Pilar durante –según su relato- un par de minutos, el coordinador del sistema, Pablo Martínez, afirmó que esa situación “es técnicamente imposible”.

Además de señalar que en enero se registraron entre 1.200 y 1.300 estacionamientos menos, Martínez señaló sobre los testimonios que “es el famoso ‘me bajé 5 minutos’, pero desde el momento en que se bajó -y en el caso de que justo lo chequee el inspector-, tiene 15 minutos más para ir a comprar el ticket”.

El funcionario explicó que el sistema “hace imposible que antes de esos 15 minutos después del chequeo se pueda realizar la infracción. Esos 5 minutos de los que habla la gente, quizás fueron 45”, agregando que “en cada una de las multas figuran el horario de chequeo, el del segundo chequeo, y el horario en que el inspector hace la multa. Nunca pasan menos de 40 o 45 minutos entre el chequeo y la multa”.

 

 

Comentarios