Alimentos y fármacos, pilares del desarrollo industrial del distrito

Pilar apuesta a la explotación de ambos rubros. También busca convertirse en líder en la producción de software. Desde el Municipio reconocen escasez de recursos humanos calificados.
 
sábado, 15 de septiembre de 2012 · 00:00

A partir de una serie de medidas tendientes a favorecer a dichos sectores, el distrito se ha convertido paulatinamente en una zona líder en la radicación de industrias alimenticias y farmacológicas, acaparando un importante porcentaje de empresas dedicadas a ambos ramos.

En la sección Pilar Productivo del programa Materia Prima (FM Plaza 92.1), Elina Gigaglia, integrante de la Subsecretaría de la Producción de Pilar, explicó los alcances del plan, aunque reconoció que “la escasez de recursos humanos calificados es una debilidad”.

La mujer comentó que la Provincia “hace más participativo el desarrollo de un plan estratégico con miras al 2020. Está dividido por subespacios, y cada subespacio va a elegir las cadenas productivas que resulten más estratégicas para la región. Pilar participa en el subespacio noroeste, proponiendo ocuparse de alimentos, farma y software”.

 

Vanguardia

Sobre esto, Gigaglia indicó que “el de los medicamentos de uso humano es un sector altamente innovador, porque desde el Municipio se ha implementado la creación de un Polo Biotecnológico, fomentando la investigación y desarrollo en técnicas de biotecnología para cadenas productivas. Entonces, ya venimos trabajando desde hace cuatro o cinco años con acciones concretas”.

En este sentido, de las 110 plantas industriales que hay en el país ocupadas en este rubro, el 16% se encuentra en Pilar y Escobar: “15 del 16 de la zona están en el distrito”, agregó. “Es líder actualmente, eso conlleva generación de trabajo altamente calificado y mejora de vida de la población”.

Sobre la industria alimenticia, explicó que “producimos ocho veces más de lo que consumimos, y se supone que en los próximos 40 años la demanda de alimentos en el mundo va a aumentar un 80%. Claramente –analizó- es una oportunidad única, porque estamos viviendo un proceso de crecimiento a nivel mundial. El alza en la demanda de alimentos es impresionante, y Argentina tiene recursos calificados y riqueza natural abundante para hacer frente al aumento de la demanda”.

En cuanto a alimenticias manufactureras, en Pilar están radicadas aproximadamente 55 empresas, “pero es importante destacar el tipo: muchas medianas y grandes, que generan alto empleo, invierten, son empresas manufactureras relevantes”.

 

Poco RRHH

No obstante, a pesar del crecimiento la funcionaria local indicó que “la falta de mano de obra altamente calificada es una debilidad”, aunque indicó que es una falencia “a nivel nacional”.

Gigaglia expresó que “hicimos un relevamiento informal, charlando en las empresas, y una de las debilidades notables es conseguir recursos en la zona. Por eso se le han acercado a las industrias de fármacos fundaciones que trabajan con subsidios estatales -nacionales o provinciales-, para facilitar que puedan capacitar a sus propios empleados”. Además, consideró clave “generar un contexto de oferta educativa e infraestructura en la zona”.

 

Inscripción a la UTN
A partir del próximo 15 de octubre, dará comienzo la inscripción para el ciclo lectivo 2013 en la sede de la UTN, regional Delta, sita en la Calle 5 y del Canal del Parque Industrial Pilar. La misma se desarrollará de lunes a viernes, en el horario de 16 a 19.

Las carreras que se dictan son: Técnico Superior en Procesos Industriales; Técnico Superior en Mantenimiento Industrial; Técnico Superior en Operación y Mantenimiento de Redes Eléctricas.

Además se dicta el curso de Ingreso para la Carrera de Ingeniería, (una vez finalizado el curso, la carrera se dicta en Campana).

 

El software
Algunos pasos más atrás de los alimentos y los fármacos, el software es la tercera cadena productiva que busca explotar el Municipio. Sobre esto, Elina Gigaglia explicó que “se necesita un entorno adecuado, con políticas públicas que fomenten ese entorno. Hay una alta competencia internacional, y en la zona se nota la debilidad de recursos humanos calificados. La cadena productiva se encuentra en desarrollo, pero tiene un enorme potencial en el mercado internacional”.

 

 

 

 

 

Comentarios