Cayó la contratación de personal en el primer semestre del año

Afirman que incide la incertidumbre respecto al futuro de la economía y las trabas a las importaciones. El Municipio recibe 600 CV semanales y sólo 4 pedidos por parte de empresas.
martes, 14 de agosto de 2012 · 00:00

La incertidumbre respecto a lo que pueda suceder con la economía y las trabas a las importaciones repercutieron en la contratación de personal en Pilar. Distintos actores involucrados en el tema coinciden en que la demanda cayó hasta un 70% respecto del año pasado. Al mismo tiempo, se incrementó la cantidad de postulantes de todas las edades.

“Hubo bastante retracción, respecto al verano cayó entre un 60 y 70% la demanda de personal”, afirmaron a El Diario la consultora de recursos humanos Delorens y el panorama se asemeja al que brindan sus pares privados y estatales, y desde el Parque Industrial de Pilar.

En este sentido, aclaró que la baja en la demanda no responde a “una cuestión estacional” teniendo en cuenta que en general la mayor absorción de empleados se da en período estival y que en invierno la contratación suele caer. De todas maneras, destacó que “nuestros clientes nos dicen que hay expectativas de que después de la primavera el panorama va a mejorar, no hay desánimo”.

En tanto que desde la Cámara de Empresas del Parque Industrial coincidieron en que “la demanda está retraída”. “No es que no crezca nada sino que no crece al mismo nivel que el año pasado, desde febrero se viene notando”, manifestó Jorge Alonso, gerente de CEPIP.

Así, comentó que “en la cámara tenemos socios adherentes que son las empresas que ofrecen servicios como contratación de personal eventual y desde principios de año nos vienen preguntando qué pasa que se vienen frenando las incorporaciones”.

Sin embargo, en lo que a despidos se refiere, aseguró que “de lo único que tuvimos conocimiento es de lo que sucedió en Tigre Argentina pero no sé a qué respondió, si hubo cuestiones políticas o gremiales”.

 

Bolsa joven

Por su parte, Daniela Ponzone a cargo del área de Juventud municipal que tiene a su vez el manejo de la oficina de generación de Empleo donde funciona una bolsa de trabajo, expresó que “si bien no está parado, notamos que hay caída de la demanda fuerte”.

El proceso inverso sucede con la oferta de currículums que viene en franco ascenso desde inicios de año. En este sentido, señaló que reciben unas 600 solicitudes por semana y son un promedio de cuatro las demandas de personal que reciben por parte de las empresas en el mismo período de tiempo.

En cuanto a los postulantes, destacaron que por formar parte del área de juventud hay mucha incidencia de currículums jóvenes, no obstante, recordaron que la bolsa de trabajo está abierta a todas las edades. A esto se le suma la reciente ordenanza –actualmente en proceso de reglamentación- que alienta a las empresas a contratar jóvenes a través de distintos beneficios.

Para esto, desde el área se está llevando un programa de capacitación denominado Juventud CV que ofrece pautas de confección de currículums a los jóvenes.

 

Afectados

Al buscarle explicaciones al fenómeno, la traba a las importaciones aparece como una de las razones fundamentales por parte de las fuentes consultadas. “No tenían las materias primas, eso bajaba la producción y por lo tanto se ven obligados a achicar las contrataciones”, indicaron desde Delorens, en tanto que desde CEPIP Alonso apuntó que “no es porque las ventas hayan bajado sino porque a las industrias les faltaba materia prima por lo tanto no podían avanzar y en otros casos no podían ingresar bienes de capital como maquinarias”.

Sin embargo, destacó que “ahora se están flexibilizando las importaciones y esperamos que con eso aumente la demanda de empleo”.

Los rubros más afectados por la situación y donde primero se reflejó el freno en las incorporaciones son las autopartistas y la industria electrónica. En tanto que desde la consultora Zamora & Asociados también sumaron al rubro de la carne en este grupo.

De todos modos, desde esta agencia destacaron que si bien “notamos una retracción de la demanda a fines del primer trimestre del año, luego se fue normalizando y observamos un repunte interesante”.

En cuanto al mercado de profesionales, los especialistas coinciden en que también sintió los coletazos de la retracción. Así, si bien profesiones como la de contador, ingeniero y diseñador gráfico siguen siendo de las más buscadas, la incorporación también se vio reducida.

En este sentido, en lo que se refiere al personal jerárquico, aparece otro fenómeno creciente, el de rotación de personal. “Van yéndose a otra empresa que los tienta con un sueldo mejor”, resumió Alonso.

 

Buscan personas sin tatuajes ni piercing

La seguridad, el rubro más buscado 

Desde las distintas fuentes consultadas coincidieron en general en que el rubro seguridad es el que menos se vio afectado por el recorte en las incorporaciones. “Se mueve bastante, nosotros seguimos haciendo psicotécnicos y estudios pre-ocupacionales para personal de seguridad”, afirmaron desde la agencia Delorens, en tanto que desde el Municipio coincidieron en que buena parte de los pedidos de personal que reciben están vinculados con dicho rubro.

Desde DLP Consultores, agencia especializada en la búsqueda de personal para empresas de seguridad, si bien reconocieron que en Pilar cayó la demanda, esto responde a que “las empresas con las que trabajamos se fueron yendo de los objetivos que tenían en Pilar hacia otros puntos como emprendimientos de Escobar”. No obstante, siguen trabajando con fuerza en el Parque Industrial.

En cuanto a las exigencias por parte de los empleadores desde DLP apuntaron que, curiosamente, lo que se requiere no tiene que ver con el manejo de armas ni con la finalización de los estudios: “lo que sí se pide es buena presencia, que no tenga tatuajes ni piercings”.

 

Comentarios