Despidieron a 30 empleados y volvieron los cortes al Parque

Son de la empresa de plásticos Tigre Argentina. Denuncian persecución gremial y buscan dialogar con los directivos. Continuarán con las medidas hasta ser recibidos por la firma.
martes, 26 de junio de 2012 · 00:00

Otra mañana agitada se vivió ayer en el Parque Industrial de Pilar con el reclamo de los trabajadores de la planta Tigre Argentina, dedicada a la producción de caños de plástico, tras el despido de 30 de sus empleados.

La noticia fue dada a conocer por la dirección de la empresa al inicio del primer turno de la mañana, lo que generó la inmediata reacción de los trabajadores.

Según los damnificados, los despidos responden a una “persecución gremial” teniendo en cuenta que desde hace un mes varios de los operarios de la planta fundaron un gremio de trabajadores del plástico paralelo al sindicato oficial, denominado Sindicato de Trabajadores de la Industria del Caño Plástico.

“Los trabajadores vimos que el sindicato acompañaba a la empresa y organizamos nuestra representación gremial autónoma”, indicó Jesús Humaño uno de los trabajadores despedidos –empleado de la compañía desde hace dos años- y titular del nuevo gremio.

Según el gremialista, entre los 30 despedidos “están los integrantes del consejo directivo del sindicato”.

La decisión de la empresa les fue notificada “sin dar explicaciones”, señaló Humaño y en este sentido, agregó que “todavía no recibimos los telegramas, directamente no nos dejaron entrar”.

El reclamo se realizó sobre la calle 12, en las puertas de la industria. El corte se inició a las 9 y afectó un solo carril de la arteria. En tanto que los trabajadores que no fueron despedidos se plegaron a la medida parando la producción.

La medida de fuerza se prolongará hasta tanto la empresa reciba a los empleados despedidos. “Queremos que se abra un canal de diálogo”, manifestó el representante.

En el lugar se hicieron presentes representantes de la CTA, así como responsables del gremio de la Alimentación, de Telefónicos y de la CGT para mostrar su solidaridad con los trabajadores.

 

Reclamo

El origen del conflicto que desembocó en la fundación de un nuevo sindicato tiene que ver con una reformulación del régimen laboral de los trabajadores impuesta por la empresa.

A partir de la nueva disposición, los empleados se vieron obligados a abandonar la modalidad 4 x 2 (cuatro días laborables de 12 horas seguidos de dos francos consecutivos) por el régimen de 8 horas de lunes a viernes.

“Esto nos quita la posibilidad de hacer horas extras los fines de semana”, explicó Humaño para agregar que “antes un trabajador podía ganar entre 7.500 y 8 mil pesos por mes y con el nuevo régimen gana 5.000 y 4.500 uno que recién ingresa”.

Y respecto a la posición tomada por el gremio de Plásticos, aseguró que “no tuvimos defensa gremial”.

Hasta el momento de los despidos, trabajaban en Tigre 180 empleados. En solidaridad, el resto de los operarios del primer turno decidió mantener parada la producción.

Por este motivo desde la empresa se los instó, pasado el mediodía, a volver a sus puestos de trabajo, según Humaño, bajo la amenaza de continuar con los despidos. Sin embargo, la orden no fue acatada y los trabajadores siguieron adelante con la medida de protesta.

 

Pasos a seguir  

El gremialista adelantó que de persistir la negativa de la empresa a mantener un encuentro “vamos a tener que tomar medidas en el sentido de hacer más extensivos los cortes en todo el Parque”.

Hasta el cierre de esta edición no estaba definido si los trabajadores permanecerían toda la noche en asamblea permanente o si retomaban la medida a primera hora del día de hoy. Lo cierto es que la intención de los afectados es continuar con la medida de fuerza hasta conseguir dialogar con los directivos de la firma.

Comentarios