El Grupo Farallón de Pilar, la mejor empresa de Real State del país

La compañía que dirige el desarrollador local Eduardo Gutiérrez fue la primera en su rubro. La firma nació hace 25 años y fue crucial en el crecimiento urbanístico que experimentó el distrito.

jueves, 25 de agosto de 2011 · 00:00

 

Eduardo Gutiérrez exhibe el premio que recibió.

 

El Grupo Farallón, radicado en Pilar desde hace más de dos décadas, fue galardonado días atrás como la mejor empresa de Real State de la Argentina. Esa es la distinción a la que accedió durante la entrega de los Premios Fortuna 2010, reconocimiento que otorga año tras año la prestigiosa revista económica de la editorial Perfil.

El galardón premia a las mejores compañías de los 16 principales rubros de producción de la economía argentina. En ese sentido, el pasado miércoles 10 de agosto, el Grupo Farallón que dirige el desarrollador local Eduardo Gutiérrez, recibió el premio en su categoría durante la ceremonia que se realizó en el edificio de la Bolsa de Comercio porteña, por ser uno de los íconos que representa los negocios del país.

Al evento asistieron los presidentes y representantes de las principales empresas y cámaras empresarias del país. Cabe destacar que los premios se entregaron a partir de una evaluación que realizó la consultora Gabriel Rubinstein y Asociados de todos los balances públicos presentados por las empresas.

Grupo Farallón se fundó hace 25 años como empresa constructora de obra pública y obra privada. A principios de los años 90, incursionó en el negocio del Real Estate. Comenzó con el desarrollo de edificios en zonas residenciales para luego incorporarse en el desarrollo de tierras, convirtiéndose en una empresa líder del sector, construyendo los barrios privados más reconocidos del Gran Buenos Aires y siendo vital para el fuerte crecimiento urbanístico experimentado por el Partido de Pilar.

Cabe destacar que, en el ranking general -que se elabora sin distinción de rubros- el Grupo Farallón se ubicó en el puesto Nº 35, por delante de grandes compañías como la cementera Loma Negra (36); Aluar (38); Grupo Clarín (39); Swiss Medical (43); Ledesma (47); Molinos (48); y la desarrolladora inmobiliaria Consultatio (49) del empresario Eduardo Constantini, compañera de rubro de Farallón y autora –por ejemplo- de la megaurbanización Nordelta, de Tigre.

 

Fortuna de oro

Por su parte, la siderúrgica Acindar y la petrolera YPF fueron los grandes ganadoras de los Premios Fortuna 2011 a las mejores empresas argentinas, que se entregaron en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

Acindar ganó el Premio Fortuna de Oro como “mejor empresa 2010” por su desempeño financiero durante el año pasado.  A través de su integración con el grupo ArcelorMittal, la empresa representa en la Argentina al mayor grupo siderúrgico del mundo, con presencia en 60 países.

En tanto, YPF volvió a recibir la estatuilla de Plata como “mayor empresa 2010” (y que había obtenido en las dos últimas ediciones) al convertirse nuevamente en la principal productora de gas y petróleo del país y registrar los más altos niveles de facturación.

Enrique Pescarmona, presidente y CEO de IMPSA, recibió una estatuilla que homenajea su trayectoria como empresario nacional. En este caso, el premio fue entregado por Jorge Fontevecchia, presidente de Editorial Perfil y fundador de Revista Fortuna. 

 

Grupo Farallón

Los inventores del barrio privado

Los “inventores” del barrio privado, una de las marcas registradas de la Zona Norte del Gran Buenos Aires, cumplieron el año pasado 25 años. Se trata del Grupo Farallón, la empresa creada y dirigida por Eduardo Gutiérrez, que nació en 1985 en San Isidro pero que a los 4 años de vida se mudó y se aquerenció en Pilar, y que acaba de ser distinguida con los Premios Fortuna 2010 a la “mejor empresa de Real State” de la Argentina.

Si bien la firma desarrolladora surgió ligada a la obra pública, con los años se fue aggiornando a la cambiante realidad argentina. Es por eso que Farallón alternó a lo largo de su historia entre los trabajos para organismos gubernamentales de todas las esferas y para el sector privado.

Así fue que, allá por 1995, la empresa se constituyó como la mentora de un concepto urbanístico innovador para ese entonces: el del barrio privado. “Nacimos en San Isidro y a los 3 o 4 años vinimos a Pilar. En los orígenes, empezamos con obras públicas en Rawson y Trelew, por 1985. Recién en el 92 o 93, ya en Pilar, empezamos con desarrollos privados”, explicó el propio Gutiérrez en más de una oportunidad.

Concretamente con relación al surgimiento de los barrios privados, en lo que Farallón puede considerarse como pionera, el empresario relató: “Todo surgió de la idea de que hasta ese momento había countries con expensas muy caras y había mucha gente joven que quería venir a vivir hacia esta zona. Entonces, surgió la idea de decir ‘hagamos una urbanización privada con un house’, para que haya actividad social y con tenis y fútbol que es lo que la gente joven más utiliza. Dijimos, dejemos de lado el golf y hagamos algo más barato en expensas. Fue un verdadero éxito el del Club de Campo Pueyrredon y después vino todo el resto”.

Cabe destacar que, en el 2005, Farallón adquirió el 100% del paquete accionario de la compañía estadounidense Pulte en la Argentina. En la actualidad, se constituye como una de las empresas de real estate más importantes del país, con más de 2.792.522 metros cuadrados construidos. Vale aclarar que, además del Club de Campo Pueyrredon, el Grupo Farallón desarrolló en el distrito emprendimientos como los barrios privados La Delfina y La Lomada, y complejos de oficinas como el Bureau Pilar.

Comentarios