Tras subas de hasta el 70% comienza a bajar la carne en Pilar

Referentes del rubro a nivel local dicen que las ventas como consecuencia de los aumentos cayeron un 40%. Aunque aseguran que la situación se normalizará hacia la semana que viene.
viernes, 19 de febrero de 2010 · 00:00

Pese a todas las convulsiones las carnicerías sacan a relucir sus ofertas en algunos cortes.

 

El ejemplo es más que elocuente. El kilo de asado que para las pasadas fiestas de fin de año podía conseguirse en las carnicerías a 12 o 14 pesos por kilogramo, trepó en las últimas semanas hasta los 30 pesos en algunas bocas de expendio.

Sin embargo, los principales referentes del distrito en lo que respecta al rubro de las carnicerías sostienen que ese preocupante panorama para el carnívoro consumidor local comenzó a revertirse y tenderá a encontrar algún viso de normalidad hacia la semana que viene.

“El precio de la carne aumentó excesivamente y es evidente que la gente compra menos. El que compraba un kilo ahora compra medio, y el que compraba dos compra uno. Si bien el pollo también aumentó, sigue siendo una opción más económica; pero nuestro público es carnívoro y no se banca comer pollo todos los días”, manifestó el titular de Frigorífico Centro, que posee cuatro sucursales en Pilar, Rubén Arguissain.

Para ser más preciso y dar una señal elocuente de la magnitud del fenómeno vivido en las últimas semanas en torno al mercado de la carne, el empresario agregó que la venta en sus locales disminuyó alrededor del 40%, mientras que los precios se incrementaron un 70% con relación a fines del 2009.

No obstante, Arguissain consideró que, si bien la suba fue desmedida, a su criterio el valor de la carne era muy bajo antes de los fuertes aumentos registrados entre enero y lo que va de febrero. “La carne tuvo un aumento muy grande, pero también es verdad que estaba a un precio muy bajo. No puede ser que haya estado a 80 centavos de dólar el kilo del animal en pie con la inflación en dólares que hay en la actualidad. También es cierto que hoy hay mucha siembra y poco ganado”, sostuvo.

Por su parte, Enrique González de Supermercados Ultra –con sucursales en Pilar y Del Viso- coincidió en que las ventas en el rubro carnes y pollos disminuyeron a raíz de los aumentos entre un 30 y un 40%. No obstante, aclaró que esa baja fue compensada, aunque en una proporción más baja, por el incremento registrado en las ventas de fideos, verduras y otros productos que se consumieron en reemplazo de la carne.

“Cuando el precio sube, el consumidor cuida el bolsillo porque si no no le alcanza la plata. El precio del animal en pie subió un 90% aproximadamente, pero ese porcentaje no se tradujo en su totalidad al mostrador. Ahora empezó a notarse nuevamente una tendencia a la baja, y tiene que ser así porque si no no se va a vender”, explicó el supermercadista.

A su vez, Arguissain también destacó el retroceso que empiezan a evidenciar lentamente los precios de la carne tras el pico mostrado a principios de esta semana. “Había subido hasta un 70% y ahora ya bajó un 10%. De a poco se va a ir acomodando nuevamente aunque no va a bajar seguro todo lo que subió porque insisto en que la carne estaba muy barata. La semana que viene creo que el kilo va a estar en 6 o 7 pesos menos de lo que se pudo ver esta semana”, opinó el empresario.

Otro importante referente supermercadista, también se manifestó en sintonía con el diagnóstico de sus colegas. “Los precios siguen subiendo 3, 4 o 5 puntos. Hay cosas que no aumentan pero otras de la misma empresa aumentan 8 o 9 puntos. No hemos bajado las ventas porque hemos hecho un gran esfuerzo para no aumentar los precios. Con la carne misma hemos tratado de no aumentar todo lo que aumentó , en 40 días subió un 100%; de 6 pesos pasó a valer 12 pesos el gancho”, dijo Roberto Videle, titular de la cadena de supermercados La Eco.

 

20 kilos menos

También desde las entidades que nuclean al sector cárnico a nivel nacional resaltaron la baja en el consumo que describieron los referentes pilarenses. Por ejemplo, la Asociación de Propietarios de Carnicerías de Capital Federal (APCCF) y la Cámara Argentina de la Carne (CAC) aseguraron que la carne subió 40% desde diciembre y pronosticaron que, por eso, el consumo per cápita bajará unos 20 kilos.

El vice de APCCF, Alberto Williams, afirmó que los precios “vienen subiendo desde antes de Navidad” y que “esto comenzó cuando el Mercado de Liniers empezó a no tener entradas normales” de ganado.

Según dijo, “de 40 mil cabezas por semana (que entraban a Liniers), ahora lo hacen entre 6 mil y 2 mil desde diciembre” porque hubo una política económica con énfasis en la exportación.

También consideró positivo que el Gobierno promueva la cría de cerdo, pero alertó que esa carne “no puede implantarse” en el mercado doméstico por ser “cara” y escasa.

Por su parte, el titular de CAC, Miguel Schiaritti, aseguró que la situación actual fue por el “fracaso de las políticas del secretario de Comercio, Guillermo Moreno”, a quien calificó de “autista, sordo o mal intencionado”.

Schiaritti afirmó que, “en diciembre, los carniceros bajaban la media res a entre 7 y 8 pesos el kilo, mientras que hoy lo hacen entre los 11,50 y 13 pesos, con casi un 50% de aumento”. Según agregó, las medidas adoptadas durante los últimos tres años “generaron la liquidación de vientres del 50% de hembras, es decir, de la fábrica de producción de carnes”.

 

 

Según Cristina

Vacas mojadas, la razón de los aumentos

En medio de la polémica por los aumentos de precios y la inflación, la presidenta Cristina Kirchner afirmó días atrás que los incrementos en el precio de la carne se deben a que “ha llovido mucho”.

“El problema es el precio de la carne, que ha aumentado porque ha llovido mucho y entonces se mantiene toda la hacienda para engordarla y alimentarla más, por eso van a ganar más dinero y porque se paga mejor precio y eso repercute en lo que ustedes pagan”, aseguró Cristina Kirchner en un acto en la localidad de Ituzaingó.

La Presidenta comparó la presente discusión por el precio de la carne con el conflicto con el campo de 2008 y criticó a los medios de comunicación. “Sepamos que en la economía nada es neutro, que cuando alguien gana más, alguien paga más. Cuando hace un año hablábamos de la mesa de los argentinos, hablamos de estas cosas. Es cierto, la carne ha aumentado y ha aumentado mucho, como también el precio que perciben los productores, como nunca lo han hecho en mucho tiempo”, dijo la primera mandataria.

Comentarios