Temen por la salud de Jack Nicholson: amigos preocupados de que “muera en soledad”

Fue visto por última vez el 19 de octubre de 2021 y su círculo íntimo hizo pública su preocupación. “No queremos que viva sus últimos días recluido como Marlon Brando”, manifestaron
jueves, 19 de enero de 2023 · 08:21

Luego de las recientes declaraciones de sus amigos, que aseguran temer que el actor Jack Nicholson, de 85 años, muera “en soledad” y “recluído como Marlon Brando”, se incrementa la preocupación sobre su salud. Las fuertes palabras fueron recogidas por el portal Radar Online, que se comunicó con allegados al triple ganador del Oscar.

Jack nos dejó bien en claro que su casa es su castillo, pero queremos que salga un poco y que aparezca para que sepamos que está bien”, añadieron. El actor de 85 años vive actualmente en su mansión de Mulholland Drive y fue visto públicamente por última vez el 19 de octubre de 2021, cuando acudió al estadio Staples Center para ver un partido de la NBA y alentar a Los Angeles Lakers con su hijo de 30 años, Ray, fruto de su relación con Rebecca Broussard. “Él es su protegido, está muy orgulloso de su hijo, se mantiene en contacto con él y con algunos familiares más, pero no socializa con nadie, eso es cosa del pasado”, sumaron sus amigos.

Asimismo, otro amigo dijo que hay miedos de un paralelismo con el actor de El padrino: “Brando murió como un recluso tras haber vivido una vida pintoresca y los amigos de Jack no quieren que le pase lo mismo, sus hijos son su única conexión con el mundo, no quiere enfrentar la realidad... Es triste”. Semanas antes de su sorpresiva aparición, un confidente del actor contó que su círculo íntimo teme que esté sufriendo de demencia senil y que “no quiere dejar su casa”.

Por esto, hay que recordar los dichos del propio actor al portal The Sun de 2013. “No soy un solitario, no soy un recluso, pero no me hace falta volver, ya no es una necesidad. No lo disfruto. Es tan simple como eso”, manifestó en una de sus últimas entrevistas concedidas en medio de rumores sobre su enfermedad, los cuales negó enfáticamente. “Tengo el cerebro de un matemático, simplemente no voy a trabajar hasta el día en que me muera, no es por eso que comencé con esto. Quiero decir, no hay nada que me estimule. Antes sí, pero ahora no, así que no tengo razones para exponerme; cuando ya estás grande, cambiás”, explicaba.

 

Comentarios