Soy mano

“No hago otra cosa que pensar en ti”

domingo, 4 de diciembre de 2022 · 08:38

Por Graciela Labale

Querido Juanito:

Muy difícilmente leas esta carta, imagino serán muchas las que habrás recibido por estos días, aunque no pierdo las esperanzas.

Hace ya como un año se te dio por anunciar que te retirabas de los escenarios, la verdad en principio no lo creí. Uf ha de ser la pospandemia, pensé, que a todos nos atacó un poco. Después fui razonando la cuestión y comencé a entender. Claro mi querido, estamos mayores, ya no nos cocinamos en el primer hervor (como diría mi amiga Cristina), y a pesar de la pena que me provoca, entiendo que quieras parar un poco y dedicarte de una buena vez a la familia y todo el disfrute que tengas ganas de vivir. Merecidísimo por cierto.

Ahora te cuento mi parte. Ni bien comunicaste tu decisión y anunciaste los shows de despedida en Argentina, lo comenté en uno de esos asaditos domingueros con hijos, nuera, yerno lamentando que no iba a poder ir a verte, como sabrás ya jubilada, con una economía incierta, se hace difícil juntar los pesos para pagar el ticket de un concierto. A los pocos días recibo la mejor de las noticias, la entrada de regalo para noviembre y con una parte de la familia que se sumaba. Alegría por partida doble iba a ser compartir semejante momento con los afectos cercanos, incluidas la consuegra y una amiga del alma!!!

Y allá fuimos el 20, a escucharte y a hacerte sentir lo mucho que te queremos y valoramos. Desde ese día, “No hago otra cosa que pensar en ti”.

“Arregladitos como pa ir de boda”, nos juntamos los Sub 80 y los de otras generaciones a cantar esas canciones que fueron la banda sonora de nuestra vida. Sin olvidarnos de todas y cada una de esas veces, desde finales de los ´60 del siglo pasado, que nos reímos, cantamos y lloramos juntos. ¿Te acordás cuando volviste al país, por primera vez, después de la dictadura? Nefasto golpe de Estado que te cansaste de denunciar en tu Barcelona con esos carteles que mandabas a pegar por tu ciudad y que rezaban “En la Argentina corren ríos de sangre”. Tremendo recital. Y tu participación para el 25 aniversario del Golpe de Estado allá en Ferro, bajo una lluvia a baldes, con el querido Pablo Milanés y tantos otros comprometidos como vos. O aquel otro en la Plaza de los Dos Congresos. Y cada Gran Rex, Ópera, Luna o en la cancha de Boca con el Joaquinito.

Pero bue… vos decís que la “Fiesta” se acabó y te respeto. Con la emoción a flor de piel, volví a Pilar junto al pobre, el villano, el prohombre y el gusano a seguir la vida a como se dé, con la eterna gratitud de que hayas entrado a mi corazón como un pariente querido, de esos que se ven de tanto en tanto y al que pude gritarle una vez más, ¿la última? un “te amo”. Te abrazo por siempre Joan Manuel Serrat, gracias, gracias. Gra.

Comentarios