5 canciones para recordar a Pablo Milanés

miércoles, 23 de noviembre de 2022 · 08:42

Pablo Milanés, cantautor cubano, fundador de la Nueva Trova y figura carismática de la cultura de la Revolución Cubana murió el lunes en Madrid a los 79 años, como una leyenda del siglo XX traída al nuevo milenio, como un personaje romántico eterno asociado a la letra de su canción más famosa “Yolanda”.

El artista, que en los últimos años residió en la capital española, tenía un frágil estado de salud y sufría, entre otras dolencias, un trastorno renal por el que recibió un trasplante de riñón en 2014.

Durante su carrera grabó decenas de discos, musicalizó películas y a poetas como César Vallejo, Nicolás Guillen y José Martí. En 1985, Joan Manuel Serrat, Ana Belén, Luis Eduardo Aute, Silvio Rodríguez y otros, le rinden un homenaje en el álbum “Querido Pablo”.

De la Cuba oficial acabó muy distanciado, con declaraciones críticas hacia los líderes de la Revolución, aunque el pasado 21 de junio ofreció su último concierto en La Habana, donde actuó ante una multitud. Su hija Suylén Milanés Benet siguió los pasos de su padre en la música.

Apenas se anunció su muerte, las redes sociales se llenaron de homenajes y comentarios. Muchos, la mayoría, hacían alusión a los títulos y letras de sus canciones, algunas de cuales eran verdaderos himnos en su Cuba natal y en todo el mundo de habla hispana.

A su partida, deja un vasto y rico legado de cientos de canciones y medio centenar de discos por los que recibió reconocimientos como el Grammy Latino a la Excelencia Musical.

Pablo Milanés, le cantó a la Revolución junto con Silvio Rodríguez y Noel Nicola, y también interpretó canciones clásicas de la isla con Company Segundo y Chucho Valdéz, entre otros.

Al amor le cantó con sus propias letras -como la hermosa "Comienzo y final de una hermosa mañana" y "Te quiero porque te quiero"-, pero no dudó también en recurrir al género amoroso por excelencia en el continente: el bolero.

Le escribió letras a su país -"Amo esta isla", "No vivo en una sociedad perfecta"- y también a otras naciones latinoamericanas como Chile, Nicaragua y Puerto Rico.

En esta columna te compartimos una breve lista de cinco discos "esenciales" para no olvidarlo.

1/ El amor de "Yolanda" y "Yo no te pido"

La primera es una canción que para él no podía ser sólo una canción, debía ser una declaración de amor que no reparara en las formas. Fue dedicada a Yolanda Benet, su segunda esposa y madre de sus tres hijas.

Tras su muerte, muchos de los seguidores del artista cubano lo recordaron en las redes sociales con una de las frases de la canción:

"Si me faltaras no voy a morirme. Si he de morir quiero que sea contigo".

Se conocieron en 1968 cuando Pablo compuso canciones para una película que ella producía y se casaron poco tiempo después. La canción apareció en el disco Yo me quedo, de 1982.

Además de "Yolanda", a ella le dedicó varias otra de sus canciones románticas más recordadas como "Yo no te pido".

"Yo no te pido que me bajes una estrella azul. Solo te pido que mi espacio llenes con tu luz". Esta canción apareció en el disco No me pidas, de 1978.

Pero "Yolanda" es la más famosa canción de amor por versos como "cuando te vi sabía que era cierto, este temor de hallarme descubierto". Aunque divorciados, ambos mantuvieron una gran relación todos estos años.

Ya le prometía en la letra: amarla "eternamente".

 

2/ El segundo es Yo me quedo, publicado en Cuba en (1982),que agrupa la mítica canción "Yolanda", dedicada a Yolanda Benet, su segunda esposa y madre de sus tres primeras hijas, Lynn, Liam y Suylén. Este trabajo también incluye "Amo esta isla" o "Yo me quedo", entre otras.

3/ El tercer lugar asoma Comienzo y final de una verde mañana (1984), un disco que incluye la emblemática "El breve espacio en que no estás",

4/ y en el cuarto, Querido Pablo, publicado en España en 1985, Milanés canta temas como "De qué callada manera" o "Son de Cuba a Puerto Rico".

Por su parte, Pablo querido, que salió a la venta en 2002, es un trabajo de dúos con veinte canciones entre las que destaca "Amor", "Yo tuve un hermano" o "Tengo".

Su trabajo fue muy importante como innovador de la música cubana, especialmente desde 1972 cuando, auspiciado por el Estado, se creó oficialmente el movimiento de la Nueva Trova Cubana.

A partir de entonces, el cantante comenzó a ganar popularidad internacional y realizó numerosas giras y escribió música para teatro y cine. Estuvo activo hasta sus últimos días con la gira Días de Luz, suspendida por problemas de salud. 

Comentarios