Soy Mano

La esperanza es vida

domingo, 7 de marzo de 2021 · 08:10

Por Víctor Koprivsek
 

Hay cierta alegría que se comparte y deja una estela de ecos de risas que siguen latiendo por un tiempo. Retumbando. Momentos que, con viento a favor, se convierten en anécdotas.
¿Vieron que, siempre, en rondas de fogones o encuentros de amistad, se recuerdan las mismas cosas? Es el destino de los momentos extraordinarios: ser recordados por siempre. Y no me refiero a grandes acontecimientos sino a detalles, gestos.
Debería ser una materia en la secundaria, quiero decir, el poder forjar bellos instantes. Allanar el camino a quienes vienen llegando y que desde la educación formal ya se incluya la transferencia de herramientas que ayuden a alcanzar esa meta del buen vivir.
Podría ser: Negociaciones y alianzas para compartir la risa.
Con esta visión, en el boletín de fin de año, además de Matemáticas, Educación Física, Lengua y Literatura, Geografía, Ciencia y Tecnología, Inglés, sumaríamos: Buenos momentos, Libertad y autoconocimiento o Manejo de emociones.
Imaginen este diálogo en una esquina de Derqui: 
-Hola, ¿cómo estás tanto tiempo?
-Bien, che, gusto de verte, desde el secundario que no nos cruzamos, al final ¿te pudiste recibir de lo que tanto te gustaba? 
-Sí, pude terminar la carrera en la UBA y ahora soy profe de Cómo forjar buenos momentos en el Colegio Latinoamérica, con algunas horas de La importancia de las anécdotas maravillosas en el Tratado de Pilar.
Sería un lindo propósito para ser difundido por los canales de televisión y las radios y las redes sociales, en vez de usarlas para difamar, ensuciar y mentir.
Siempre que entrevisto a personas mayores, de 70 para arriba, se emocionan cuando recuerdan su infancia, extrañan a sus padres, se les pianta un lagrimón. Es fija que pasa.
Deduzco que, al fin y al cabo, que tu mamá esté orgullosa de vos termina siendo algo importantísimo. Lo mismo que sentir en la mirada de tus hijos respeto y admiración.
Cambiando de tema, cinco nuevos libro escritos por vecinas y vecinos del Partido de Pilar se presentan en marzo, Mes de la Mujer: Saltando el charco (María Ester Piedrabuena), Anagramas del amor (Claudia Martínez), El lago más dulce de la tierra y otros cuentos (Lucila Adela Guzmán), Pilar, un libro de historias (Ale Lafourcade y Sergio Abrate) y Mi amor ha quedado en cuarentena (Cristian Ruíz Díaz).
Enhorabuena, la vida pasa y el libro queda. 


 

Comentarios