CARTA AL PRESIDENTE Y EL MINISTRO DE CULTURA

Artistas independientes, preocupados por el efecto coronavirus

Afirman que son un sector precarizado. Piden la celeridad en el cobro de subsidios y apoyos. Y aportes de emergencia para festivales, grupos y salas. Hay pilarenses entre los firmantes.
jueves, 19 de marzo de 2020 · 00:00

Las medidas de prevención aplicadas por el Gobierno para controlar lo mejor posible la pandemia de coronavirus han significado la interrupción de varias actividades, entre ellas las culturales.
Teatros, salas, centros culturales, talleres y demás ámbitos han cerrado sus puertas o limitado sus acciones como mínimo hasta el 31 de marzo, además de las recomendaciones para estar lo menos posible en el espacio público.
En este contexto, los artistas independientes están en estado de alerta al ver que sus fuentes de trabajo y subsistencia han sido interrumpidas, por lo que -a través de una carta que ya tiene más de 2 mil firmas- pidieron la instrumentación de acciones al Presidente Alberto Fernández y al Ministro de Cultura, Tristán Bauer.
Entre los firmantes aparecen algunos artistas pilarenses, como Hernán Cosma, creador de la compañía El Ñaque Títeres, y la actriz Patricia Catania.
“Queremos expresar ante todo nuestro apoyo y solidaridad frente a la grave situación que vive nuestro país, confiando en que con el debido respeto a las medidas de prevención aplicadas habremos de salir adelante”, indican los trabajadores de la cultura en el texto. 
Sin embargo, recordaron que “pese a todo, somos uno de los rubros más precarizados, carentes de seguridad social, dependemos  enteramente de nuestras actuaciones para poder sobrevivir, la inmensa mayoría de lxs artistas escénicos somos monotributistas cuando no trabajamos directamente de manera no registrada. Se entenderá entonces que en situaciones como estas, seamos uno de los rubros más perjudicados”.
Por esto, los artistas elevaron una serie de pedidos a Gobierno, entre ellos la celeridad en el cobro de subsidios y apoyos otorgados por las entidades, la actualización de los fondos “en consonancia con el costo de vida actual”, mayor flexibilidad en los modos de rendición de los subsidios y apoyos (teniendo en cuenta la parálisis de la actividad), y la entrega de subsidios y apoyos “de emergencia” que alcancen festivales, grupos y salas. 

1
2

Comentarios