ENTREVISTA

“Crisálida”, la transformación de Lorena Astudillo

La cantante y compositora lanzó su séptimo disco integrado por canciones propias. “Siempre procuré ir en busca de nuevos caminos”, señaló una de las voces más destacadas del país.
domingo, 11 de octubre de 2020 · 08:18

La cantante y compositora Lorena Astudillo, unas de las voces más resonantes de la música popular argentina y latinoamericana, lanzó su séptimo disco, “Crisálida”, integrado en su totalidad por canciones propias atravesadas por la búsqueda y la transformación, y en las que la artista condensa más de 20 años de trayectoria.
En este trabajo, Astudillo se afianza en el camino de la composición y a partir de una sonoridad emparentada con el jazz -rasgo que identifica su propuesta desde sus inicios- combina con soltura diferentes géneros como la cumbia, el candombe, el rock, la baguala y otros ritmos folclóricos, siempre con su voz como hilo conductor.
“Siempre procuré ir en busca de nuevos caminos y para eso cada vez tuve que replegarme un poco tipo “Crisálida”, refugiarme en un silencio, abrir una pausa para encontrar qué quiero decir, descubrir mi deseo, dar tiempo para la transformación, para poder salir luego con nuevos sonidos, nuevos decires, nuevas alas”, expresó Lorena Astudillo en charla con Télam. Vecina de Pilar, ganadora de dos premios Gardel y de un premio Konex, sus días se reparten entre los conciertos y su actividad como docente.

-¿Qué representa este trabajo en tu carrera y en tu vida?
- Este disco significa una profunda transformación tanto en mi vida como en mi camino como artista; tan así que elegí para nombrarlo el estado que la naturaleza nos ofrece como el proceso de metamorfosis más asombroso que existe, la crisálida, donde una oruga desaparece para renacer mariposa. Muchas veces no puedo discriminar entre mi vida y mi trabajo; ambas cosas se me mezclan y se determinan mutuamente, algo que vivo se vuelve canción, algo que escribo abre la puerta para modificar algo de mi vida, o lo que es bastante frecuente para mí, lo vivo mucho después de haberlo escrito en una canción.

-Se trata de tu primer disco conformado íntegramente por canciones de tu autoría. ¿Cómo surge la necesidad de registrar estas canciones?
- Hago canciones porque necesito hacerlas, esto es irrefrenable cuando aparece en mi vida. Mi pulso como compositora aparece de un modo misterioso, con ciertas condiciones, si sucede algo que no puedo tramitar, un dolor que no puedo contener, una adversidad que no puedo elaborar, una duda existencial, ya no me alcanza solo con cantar sino que necesito crear algo nuevo y de este modo esas situaciones inmanejables, esas emociones, empiezan a tener un ritmo, una frase, una melodía y se van volviendo canción. Ya en 2013 hice un disco “casi” todo de propias canciones. Se llamó “Un mar de flores”, y fue un paso necesario para poder hacer hoy este disco.

-¿Cómo vivís la experiencia de lanzarte con esta propuesta tan personal, en la que recorrés distintos estilos musicales con naturalidad?
- La diversidad de géneros o estilos musicales que utilizo es una libertad que me otorgo a la hora de componer para poder decir mejor tal o cual cosa que quiero transmitir. Hay letras de canciones que van mucho mejor, por ejemplo, con una milonga que con un vals, o mejor con una cumbia que con una chacarera. Para mí los géneros musicales portan energías e improntas muy diversas y es maravilloso poder utilizarlos sin prejuicios porque definitivamente favorecen la expresión y la comunicación.l


Presentación 
Lorena Astudillo presentará oficialmente “Crisálida” el sábado 21 de noviembre por streaming desde Café Vinilo. Participará la banda que la acompañó en la grabación del disco: Constanza Meinero (piano, arreglos, coros, dirección y producción musical), Sebastian Castro (guitarra y coros), Lucas Homer (contrabajo, bajo eléctrico y coros) y Gaspar Tytelman (percusión y coros).

Comentarios