El hombre del bajo

Federico Ghazarossian vendrá a Pilar con el rock crudo de Acorazado Potemkin. Bajista de Don Cornelio y Visitantes, y costado tanguero.
 
domingo, 6 de julio de 2014 · 00:00


por Alejandro Lafourcade a.lafourcade@pilaradiario.com


A través de su bajo, aportó la base de Don Cornelio y la Zona y Los Visitantes, bandas emblemáticas de los ’80 y ’90. Con Me Darás Mil Hijos, Federico Ghazarossian amplió aún más su universo. Multifacético, el 19 de este mes llegará a IntegrArte con Acorazado Potemkin, su otra banda y exponente de un rock más duro.
Luego de “Mugre”, editado en 2011, el grupo presentará en Pilar su segundo disco, que podría salir esa misma semana.  Al igual que el álbum debut, podrá escucharse gratis a través de Internet (acorazadopotemkin. com.ar) además de su formato físico. “Pensamos totalmente distinto a bandas que intentan combatir el contenido online –afirmó el bajista-. Nos dimos cuenta con ‘Mugre’ que una cosa no quita la otra: físicamente salió 6 meses después que en Internet, y en ese tiempo ya lo habían escuchado 14 mil personas. Internet es una gran arma de comunicación, es parte de una política del grupo regalar el disco”.
Acorazado Potemkin se completa con Juan Pablo Fernández (guitarra y voz, ex Pequeña Orquesta Reincidentes) y Luciano Esaín (batería y voz). El nuevo disco constará de once temas y según Ghazarossian “tiene más mugre todavía, es mucho más rockeado y pesado que el anterior. Trabajamos con Manza Esaín en producción, quien logró un sonido en guitarra y voces que será más fuerte con respecto al disco debut”.
El hombre también tiene su faceta tanguera, como contrabajista de orquesta desde hace casi 15 años. Una amalgama de géneros que hoy se ha vuelto una masa inseparable. “Todo lo que toqué y estudié suma para buscarle una vuelta de rosca a todo. Al tango lo aplico para hacer una base y ahí mezclo todo. La música no es un bando o el otro. La riqueza está ahí, si uno desarrolla un lenguaje propio combinando notas”.
Sin embargo, avisa: “Tuve la suerte de seguir tocando y estudiando, pero siento que todavía me falta en los instrumentos que toco, sobre todo el contrabajo. Eso amplía el panorama”.Y recuerda que “en un principio, Los Visitantes era muy rockero, pero a su vez con toda esa información de música popular argentina, que siempre quisimos meter porque nos gustaba. Fue algo natural, así como sumar otros instrumentos a los eléctricos”.
Con casi 30 años de trayectoria, Ghazarossian no duda: “La música es libertad, es no cerrarte a algo. En el fondo, algunos ritmos ya están pre-hechos, el tango es algo muy cocinado, como el rock, creo que lo mejor es la combinación, no por fusionar a propósito sino porque sale”. Y afirma: “No hago las cosas muy pensadas, sale por intuición y luego se organizan las notas y las armonías. Primero sentir y luego traducir”.


El dato
Acorazado Potemkin se presentará por segunda vez en Pilar en el centro cultural IntegrArte (Estanislao López 344), junto a la banda local Nene Almíbar.

Comentarios