Octubreando: Ante todo mujer…

por Horacio Pettinicchi
lithorachi@gmail.com
martes, 10 de junio de 2014 · 00:00

“Tú moldeas mi carne/y soy brizna leve que se mece/al poder de la música en tus dedos./Mi hombro, palomar/para tu arrullo,/mi voz una plegaria de la sangre/y tu, brujo del amor, llegas/al aquelarre con la pócima/agridulce de los besos/malabarista para la vibrante/cuerda del amor./

Rito viejo como el tiempo,/como el mundo,/pero siempre deslumbrante/en la palabra cuando dices:/hágase la luz/y yo inauguro el sol/en mitad de mi sexo/y me decido a reinventar el mundo/o lo que es más: a desafiar a la muerte./

Te amo por lo que eres/me amo por lo que soy/cuando estoy contigo.” Fragmento de: “Te amo por lo que eres”.

Periodista, publicista, escritora, pero ante todo mujer. Beatriz Zuluaga es una de las más destacadas poetas colombianas.

Sus letras nos llevan por sórdidos caminos que no por cotidianos dejan de ser angustiantes.

Enarbola una poesía visceral, sensualmente erótica, pero sin caer en lo procaz, en el fácil recurso de escandalizar al lector. Beatriz Zuluaga nos sorprende con la espontaneidad y frescura de su escritura.

“Si preguntan por mí…/diles que salí a cobrar la vieja deuda/que no pude esperar que a la vida

/se le diera la gana de llegar/a mi puerta./

Diles que salí definitivamente/a dar la cara sin pinturas/y sin trajes el cuerpo./Si preguntan por mí…/

diles que apagué el fuego,/dejé la olla limpia y desnuda la cama,/me cansé de esperar la esperanza/y fui a buscarla./Diles que no me llamen…/

Quité el disco que entretenía en boleros/el beso y el abrazo/la copa estrellé contra el espejo/porque necesitaba convertir/el vino en sangre/ya que jamás se dio el milagro/de convertirse el agua en vino./

Si preguntan por mí…/

diles que salí a cobrar la deuda/que tenían conmigo el amor,/el fuego, el pan, la sábana y el vino,/que eché llave a la puerta/y no regreso./

¡Definitivamente diles/que me mudé de casa!” Fragmento de: “Si preguntan por mí…”

 

Comentarios