Una madrugada inolvidable para Mariano Dolera

jueves, 30 de enero de 2014 · 00:00

“Se da vuelta el plato y el click es automático”, afirmó el baterista pilarense Mariano Dolora, que en la madrugada de ayer debutó en el escenario mayor de Cosquín junto a la banda La Payana.

Algo aturdido por el sueño todavía, el músico habló con El Diario acerca de las sensaciones que experimentó pasadas las 5.30 de la mañana al tomar contacto con el público del festival folclórico más importante del país.

Así, aseguró que en el tradicional escenario giratorio los nervios y la incertidumbre dejaron paso al disfrute al escuchar los primeros aplausos. “Cuando el plato gira y aparecés, se van los nervios, se enciende todo”.

En cuanto a la respuesta del público, destacó que “nos sorprendió, por el horario pensamos que íbamos a tocar con menos gente pero no fue así y respondieron de forma impresionante”.

El número principal de la noche fue el cantante Abel Pintos que subió al escenario a las 2.15 de la madrugada. La participación de La Payana llegó luego de la actuación del conjunto de chamamé Los Alonsitos. De todos modos, reconoció que “tocar tarde fue bueno porque eso te ayuda a tener menor presión, menos nervios”.

 

En lo que respecta al repertorio, la banda que integra Dolera arrancó con “El Avenido” de Manuel Castilla y Cuchi Leguizamón para continuar con un popurrí de zambas. 

 

Comentarios