Soy mano: Días de radio

por Graciela Labale.
sábado, 20 de julio de 2013 · 00:00

Así fueron estos últimos días, con la “cantora” debajo de la almohada acompañando mi feliz recuperación, junto a la familia, más las amigas y amigos reales y virtuales. Entre tantas cosas que escuché, un poema me conmovió por su excelencia, intensidad y permanente actualidad. Su autor, Horacio, el principal poeta lírico y satírico en lengua latina, quien vivió en la antigua Roma por el siglo VIII antes de Cristo. Era hijo de un esclavo, que ya gozaba de la libertad cuando fue padre, que aún siendo muy pobre invirtió mucho dinero en su educación.

 

Carpe Diem

 

“No pretendas saber. Pues no está permitido,

el fin que a mí y a ti, Leucónoe,

nos tienen asignados los dioses

ni consultes los números Babilónicos.

Mejor será aceptar lo que venga,

ya sean muchos los inviernos que Júpiter

te conceda, o sea éste el último,

el que ahora hace que el mar Tirreno

rompa contra los opuestos cantiles.

No seas loca, filtra tus vinos

y adapta al breve espacio de tu vida

una esperanza larga.

Mientras hablamos, huye el tiempo envidioso.

Vive el día de hoy. Captúralo.

No fíes del incierto mañana.”

 

A mi me capturaron las palabras del poeta romano y quise compartirlas con ustedes en esta fecha tan particular como lo es el Día del Amigo. Si bien no gusto de los consejos, el mensaje de celebrar la vida, vivirla hoy, sin miedo, que no es lo mismo que irresponsablemente, y con esperanza, no nos viene mal a ninguno. Y de la solemnidad de Horacio pasé a la canción alegre y pegadiza de Orlando Miño, que nos llena el corazón que vibra repasando el nombre de cada uno de los amigos y amigas del  alma.

 

“Habrá un abrazo cerca del mar

habrá una noche sin pestañear, cuando te vuelva a ver…

Habrá preguntas sobre el amor

y horas enteras de mostrador,  cuando te vuelva a ver…

Habrá memorias de aquel barrial

habrá reírnos hasta llorar, cuando te vuelva a ver…

Habrá un asado en lo de Ramón,

olor a vino y fogón, cuando te vuelva a ver…

Habrá canciones y canciones sin parar

habrá lo que he guardado para cuando, te vuelva a ver…

Dios guarde siempre en un rincón

a los amigos del alma,

Dios no les quite luz ni calma

a los amigos del corazón.”

 

Comentarios