Soy mano: Creo

por Graciela Labale
sábado, 8 de junio de 2013 · 00:00

A veces hay etapas de la vida, diría, demasiado terrenas. Mucho pie sobre la tierra, exceso a veces. Permanente contacto con una realidad no siempre bella. Y el compromiso que uno tiene con esa realidad hace que la mirada se endurezca, que sea difícil alivianar la mochila de la vida cotidiana. Se arma un cóctel: se juntan dolores propios y ajenos, muertos innombrables que contaminan la tierra, más otras muertes que a pocos le importan porque no salen por TV (a quién le preocupan un par de indios menos), pibes con frío, olor a zanja con agua podrida, bombardeo mediático, miserias varias… Qué ganas de tomarme un descanso, pienso. Por ahí la visita al atelier de un artista, Alejandro Marmo, que elige a Pilar para asentarse, la excelente puesta de la Comedia del Pilar, la pizza después del teatro, la juntada con La Mesa, los hijos, la familia, los amigos, tiran para adelante, ayudan a despegar del suelo, logran envolverme en la belleza y vuelo un rato. Igual que las palabras bien escritas que consiguen renovar mi esperanza. De eso se trata esto que leí hace unos días, no conozco al autor/ra, pero lo adopté como mi oración de cabecera y tengo ganas de compartirla con ustedes:

 

Creo en la fe de la mujer y el hombre.

Creo en el cielo que hay adentro nuestro.

Creo en el espíritu colectivo.

Creo en el instinto.

Creo en el árbol y el agua.

Creo en la garra del puma y en el ala del pájaro.

Creo en la organización horizontal.

Creo en las diferencias.

Creo en la inteligencia afectiva.

Creo en el conocimiento comunitario.

Creo en la mística revolucionaria.

Creo en la autogestión.

Creo en la energía del abrazo.

Creo en el día de hoy.

Creo en la belleza cruda.

Creo en la lógica del diálogo.

Creo en la autonomía.

Creo en el argumento de la confianza.

Creo en compartir.

Creo en la sonrisa.

Creo en la imaginación.

Creo en la paciencia de la tejedora.

Creo en la plomada del albañil.

Creo en la sabiduría del que pregunta.

Creo en la mitad llena.

Creo en la rebeldía.

Creo en vos. Creo en vos. Creo en vos.

 

Comentarios