Y la luz salió con la música

sábado, 18 de mayo de 2013 · 00:00

Tras poco más de un año recorriendo los escenarios con su primer esfuerzo discográfico “Cuando salga la luz”, el grupo delvisense Elipas decidió presentarlo oficialmente con un concierto en el Teatro Lope de Vega. La jugada no pudo haber salido mejor, ya que el combo de rock mestizo no sólo desplegó toda su artillería ante una sala colmada, sino que también se dio el gusto de compartir esa noche tan especial con dos bandas amigas.

 

La apertura del recital, realizado el fin de semana pasado, estuvo a cargo de Bicicleta, que –tal como lo hizo en una extensa gira por Latinoamérica– ofreció un set de tango-fusión. Así fue como en el hall del teatro, la formación alternó clásicos de la música ciudadana (“Gallo ciego”, “El choclo”, “Nocturna”, “milonga de mis amores” y “Libertango”) con otras obras como “Minor swing”, “El mercedino” y “El correcto”.    

Ya con el público acomodado en la sala, Maldito Pez se plantó sobre las tablas para dar inicio a un concierto que fundamentalmente adelantó el material que formará parte de “La gran pensión”, el álbum que comenzará a grabar en un par de meses. Fue así como, con el respaldo de un buen sonido, la banda se lució con canciones como “Fuera de vos”, “Brilla el sol” y “En el vuelo”, sin olvidar los ya clásicos como “El silencio” y “Primera plana”.

 

Renovados de entusiasmo y con la energía de siempre, los músicos de Elipas salieron al escenario para interpretar un variado set que, si bien se apoyó en el disco “Cuando salga la luz”, también incluyó algunos temas nuevos y un par de versiones. El explosivo cóctel del quinteto –que a fuerza de mucho trabajo, logró ocupar el lugar alguna vez conquistado por los ya desaparecidos Peón x Rey–, se metió a los presentes en el bolsillo a través de temas como “Hey”, “Oyelo” y “Cual fue”, todas de la placa debut. A éstos le sumaron el estreno de “Reflejos de un nuevo día” y otras novedades como “Fuera de tiempo” y “Kema”. 

Con las versiones de “Lágrimas de sangre” (de los franceses Color Humano) y “El regreso del Mao” (Los Redondos), Elipas terminó de moldear un buen show con espíritu de fiesta.

Comentarios