Un último cuarto demoledor

Con un 31-10 en los 10’ decisivos, Derqui-Monterrey derrotó a El Linqueño de visitante 83-69 y se puso 1-0 en las semifinales de la Conferencia Norte. La serie la podrá liquidar la semana que viene en casa.
 
domingo, 24 de febrero de 2013 · 00:00

Derqui-Monterrey recuperó su estirpe y dio un paso gigantesco en su sueño de seguir haciendo historia en el inicio de los playoffs del Provincial de Clubes de Buenos Aires.

La Fusión derrotó como visitante 83-69 a El Linqueño en el primer punto de la serie semifinal de la Conferencia Norte y dejó todo listo para poder sentenciar el avance a la siguiente ronda en casa.

El 1-0 de visitante le abrió al elenco de Javier Prodan una doble chance de liquidar el pasaje para estar entre los 4 mejores de la Provincia en la calle Dorrego.

Porque los derquinos tienen ventaja de localía en esta serie, que disputarán la revancha en su gimnasio el viernes que viene. Y en caso de necesitarse un desempate, también se desarrollaría en Derqui.

 

Contra todo

La espectacular victoria se dio haciéndole frente a los varios inconvenientes propios. La lesión de Walter Cricrí y enfermedad de Rubén Runke, lo dejó sin recambio en el juego interior, y Nicolás Medina sigue arrastrando su dolor en el tobillo.

En los dos juegos sin Runke, los derquinos cayeron en el cierre de grupo, pero esta vez, con el pivote apenas a un 10 por ciento de sus posibilidades, construyeron una victoria decisiva en la serie.

Y eso que arrancaron torcidos en la noche de Lincoln. En realidad, jugaron un primer cuarto mano a mano. Con Alejandro Irigoyen iniciando de pivote junto a Patricio Marquez, lideraron una defensa zonal que buscó sacar de ritmo al local.

Funcionó a medias, porque Pollio estaba muy efectivo y Scandolera era un buen socio. Igualmente, Hasenauer empezaba a mostrar el camino en ofensiva y Hueso aprovechaba su nuevo rol para estar en juego (abajo 21-19).

En el segundo cuarto se empezaba a caer la estantería. Aún con el ingreso de Runke por la acumulación de faltas de Márquez e Irigoyen, la Fusión perdía el rumbo.

No acertaba en ataque y en defensa se diluía. Dejó crecer a Scandolera y compañía para cerrar su peor momento atrás 45-33.

 

Cambió el chip

Lo mejor que le pudo pasar a Derqui fue que terminara el primer tiempo y así poder reordenar las cosas. El regreso al parqué mostró otro equipo, aunque tenía los mismos nombres.

Fueron 20 minutos de solidez defensiva, concentración y lucha por cada rebote como se juega en los playopffs.

Y en ataque empezó a fluir la conocida capacidad de gol. Triple de Hasenauer por un lado, triple de Díaz por el otro. Uno contra uno de Irigoyen o rompimientos de Medina. Todo se combinó hasta llegar al empate en 52.

Allí patinó un poco con el envión y se apuró en el cierre del cuarto, aprovechando Linqueño para tomar algo de oxígeno (59-52).

Pero no se encendieron las alarmas. Derqui estaba metido en el juego y el último cuarto le calzó a la perfección. Lo manejó con gran personalidad.

Runke volvió para poner todo su oficio, aunque las energías no eran las de siempre. Irigoyen se calzó el traje de ala-pivote a la perfección y ganó rebotes decisivos.

La media cancha no permitía tiros cómodos y también robaba pelotas, para que Linqueño sea el desorientado dentro de la cancha.

Encima, en ataque a la Fusión no le tiembla la mano. Aplicó tres triples (Hasenauer, Díaz e Irigoyen) para pasar al frente en el marcador 67-65.

Fue un baldazo que congeló el espíritu local. Pollio no tenía más respuestas y Scandolera estaba bien controlado. Y el Mago aplicó otro bombazo y estiró a 72-67. Para que explote el buen número de público que viajó a Lincoln.

El final fue pura adrenalina, con grandes defensas derquinas y eficacia en libres para seguir ampliando la diferencia, cerrando con jerarquía un partido durísimo que le abrió otra puerta a la ilusión de hacer historia.

 

 

Escobar cayó con Belgrano
La otra serie semifinal del Norte tuvo a Belgrano de San Nicolás imponiéndose como visitante 92-86 en Escobar sobre Sportivo.

El Rojo es el gran candidato de esta llave y al igual que Derqui, dejó todo listo para sentenciar todo en San Nicolás con su ventaja deportiva.

En los cruces del Sur, Sarmiento de Coronel Suárez pudo hacer valer su juego en casa y venció a San Lorenzo del Sud 78-76. Ahora la serie se trasladará a Bahía Blanca.

Mientras que Ferro Carril Sud y Pueblo Nuevo jugaban anoche, al cierre de esta edición.

 

 

11

fueron los triples que convirtió Derqui-Monterrey en Lincoln. Leandro Hasenauer (5) fue el líder del bombardeo, bien acompañado por Irigoyen (3) y Díaz (3).

 

 

No va más
Los resultados de los estudios fueron terminantes y la Fusión perdió a uno de sus jugadores para el resto del torneo. Walter Cricrí se lesionó ante Sarmiento de Junín los ligamentos cruzados de su rodilla derecha y la opción más probable es que deba someterse a una cirugía. El pivote había vuelto a jugar tras recuperarse de la misma lesión en la otra rodilla.

 

 

Comentarios