El Papa Francisco recibió al artista pilarense Alejandro Marmo

El escultor le presentó una imagen de la Virgen hecha con materiales de descartes. Forma parte de un proyecto que impulsan juntos. Ya se habían reunido en junio, en el Vaticano.
miércoles, 9 de octubre de 2013 · 00:00

Por segunda vez desde que fue ungido Papa, Francisco recibió al artista Alejandro Marmo en su espacio de la residencia de Santa Marta, en el Vaticano. En la reunión, que tuvo lugar en la tarde de ayer y se extendió durante alrededor de una hora, el escultor radicado en Pilar le presentó una de sus últimas obras: la Virgen de Luján hecha con rezago industrial, en cuya construcción colaboraron obreros desempleados.

Se trata de la primera obra de “La Simbología de la Iglesia que mira al Sur”, proyecto que cuenta con la complacencia del Pontífice. “Es el nuevo lenguaje para hablarle a Dios en el siglo XXI, a través del arte y de la fe, que se construye con lo que el siglo XX desechó. Fue un período que dejó fuera del sistema lo aparentemente inútil y nosotros trabajamos para ser el otro polo de la cultura actual del descarte”, explicó Marmo, autor del mural de Evita en el Ministerio de Desarrollo Social sobre la Avenida 9 de Julio, entre otras obras.

 

Mirar al sur

El concepto impulsado por Marmo se plasmará a través de un conjunto de obras que serán instaladas por el escultor en distintos puntos de la Argentina y de América Latina, representando advocaciones populares de la fe.

En este sentido, la Virgen de Luján (de 3,5 metros de altura) lleva una metáfora a través de la candidez de su rostro, el brillo de su manto y la fuerza de su expresión, surgidos de un puñado de chapas y hierros en desuso. “La imagen de recorrido circular es una prueba de que las miserias pueden reencarnar en obras superadoras”, explicó el artista.

A su vez, Marmo señaló que “manos humilladas por estar condenadas a la invisibilidad, toman una nueva vida a través de la intervención en trabajos que dejan un mensaje de fe en el espacio público”. Su primera participación en una escultura religiosa tuvo lugar a los 8 años junto a su padre: una cruz de hierro de 8 metros ubicada en la puerta de la Parroquia Nuestra Señora de Luján, en San Andrés, Provincia de Buenos Aires.

La Virgen que le fuera presentada al Papa ayer fue construida en El Gashinero, atelier comunitario que Marmo dirige en el barrio La Esmeralda, sitio que recibió la bendición del Sumo Pontífice meses atrás y que según el artista “tiene como fin prevenir el lenguaje de la violencia y encausarlo en la dialéctica del arte”.

 

Cercanos

El Pontífice y el escultor tienen una estrecha relación desde hace años, cuando Jorge Bergoglio era Arzobispo de Buenos Aires, tras haber desarrollado una serie de trabajos en conjunto. En junio de este año, ya como Francisco, recibió a Marmo en Santa Marta por primera vez.

Como ícono de este segundo encuentro, Marmo le entregó al Papa Francisco un trabajo de la serie “Abrazos Sanadores” construido en hierro.

Asimismo, la charla con el Santo Padre giró en torno a los proyectos de arte e integración que el artista desarrolla en Europa, Japón y América Latina, a una próxima muestra en Israel en 2014 y a una exposición, también durante el próximo año, en el Vaticano.


3,5 metros

de altura tiene la Virgen de Luján construida por Alejandro Marmo y obreros desempleados.

Comentarios