“Deseo llegar al corazón de la gente mediante este arte”

Radicado en España, el actor pilarense Guido Balzaretti trabaja en el musical “El último jinete”, que se baja hoy en Madrid. A su vez, debutó en cine con “Un Dios prohibido”.
 
domingo, 6 de enero de 2013 · 00:00

 

Por Fernando Vartorelli

 

Tras su participación en el exitoso musical “Los miserables” (que le valió un Premio Broadway World Spain como “actor revelación”), el pilarense Guido Balzaretti sigue forjando su carrera artística en España, donde recibió el año con trabajo y buenas noticias.

 

Mientras continúa adquiriendo experiencia sobre los escenarios de la mano de “El último jinete”, un musical de aventuras que hoy tendrá su última función en la sala Teatros Del Canal de la ciudad de Madrid, el crédito local de 24 años debutó en la pantalla grande de la mano del film “Un Dios prohibido”, que será estrenado a mediados de esta temporada.  

“El 2012 fue muy fructífero en muchos sentidos, sobre todo en lo personal. Aprendí mucho de mí y de los que me rodean, pude tomar una distancia objetiva y decidir hacia dónde quiero ir. En el medio pasaron muchas cosas: dos musicales, audiciones, mi primera película, mi lucha constante por encontrarme a mí mismo, viajes a Argentina y sucesos familiares. El balance del año que terminó resultó muy a mi favor”, declaró a El Diario.

 

- Hoy será la última función de “El último jinete” ¿De qué se trata este musical y cómo te sumaste a él? 

- Se trata de una fábula escrita por Ray Loriga, que cuenta la historia de un joven beduino que recorre el desierto y Londres en busca del caballo de sus sueños. Es un gran proyecto en el que vuelvo a trabajar con Víctor Conde, director residente de “Los miserables”. Fue seductora la propuesta, más aun con nombres involucrados como el de la diseñadora de vestuarios Ivonne Blake (ganadora de un Oscar y de varios premios Goya), el arreglista John Cameron (“Los miserables”), el compositor Albert Hammond (“One moment in time”) y la gran coreógrafa Karen Bruce (“Los Productores” y “Chorus lines”).

- ¿Qué tal resultaron las funciones?

- Desde el estreno, la obra generó muchísimas expectativas, no solo a nivel artístico sino, curiosamente, a nivel político. Se acercaron desde grandes eminencias árabes, como el ministro de Cultura, hasta la misma Reina Sofía.

 

Frente a las cámaras

A mediados de año se espera el estreno de “Un Dios prohibido”, la película que marcará el debut de Balzaretti en el cine. Para lo que será su primera aparición en la pantalla grande, el actor interpretó a Pablo Hall, uno de los personajes que forman el reparto de este film –dirigido por Pablo Moreno– que se sitúa en el verano de 1936, inicios de la Guerra Civil, y narra el martirio de 51 miembros de la Comunidad Claretiana de Barbastro (Huesca).

- ¿Qué podés adelantar sobre “Un Dios prohibido”?

- La película intenta reflejar el punto de vista de este grupo de seminaristas, quienes son capaces de dar la vida por un ideal, su ideal. Lo más impactante de este largometraje es que es un hecho real y contamos con la ayuda de mucha gente que vivió de cerca los acontecimientos, lo que hizo que el trabajo se reflejara con un gran sentido de la verdad.

Fue una de esas experiencias que te marcan, tanto artística como humanamente.

- ¿Cómo te sentiste frente a las cámaras y qué puntos en común hallás con el teatro?

- La cámara impone respeto. En mi caso estoy más acostumbrado a tener mil personas sentadas en un patio de butacas, pero estos últimos años tuve la chance de realizar varios cursos en los que el trabajo interpretativo estaba destinado específicamente para la cámara. Claramente, si lo comparo con un hecho teatral, son dos registros, dos energías distintas. Coincide el mero hecho interpretativo, pero a distinta escala. Las acciones, los objetivos, se articulan de otra manera. El salto al vacío a la emoción, a las circunstancias, a la voz de “acción” me generó la misma adrenalina que a los diez minutos previos de salir a escena.

- ¿A partir de “Un Dios prohibido” descubriste una nueva pasión o ese lugar lo sigue ocupando el musical?

- Tuve un flechazo a primera vista (risas). El musical siempre estará en un lugar privilegiado, pero esta experiencia no hizo más que generar una gran expectativa y muchas ganas de seguir ahondando en el tema. Lo ideal sería hacer una película musical (risas).

 

 

Un pilarense en Madrid

- ¿Cómo te sentís viviendo en Madrid?

- Vivo muy bien, feliz con mi hogar, con su gente. Si bien la crisis se hace notar, es un pueblo que tira para adelante y estoy seguro que saldrá a flote. Quiero estar acá para verlo.

Claro que extraño a mi familia y mis amigos, pero por el momento estoy en el lugar que elijo estar y trabajo para que todo siga a mejor. Deseo crecer, expandirme y llegar al corazón de la gente mediante este arte que me da la vida y tanto bien me hace.

- ¿Qué proyectos tenés para este año?

- Por lo pronto, espero ansioso el estreno de la película. Para la segunda mitad del año habrá sorpresas y retornos esperados. Y seguramente una visita a Argentina, a Pilar!

Comentarios