Humildes Tártaros regresa a la aldea

Luego de un parate de 7 años, el grupo de rock tocará esta noche en Cuernavaca. Promete canciones nuevas y los clásicos de siempre.
sábado, 4 de agosto de 2012 · 00:00

Recital de Humildes Tártaros 

Horario: esta noche, a las 22. Lugar: Cuernavaca (Ituzaingó y Bolívar, Pilar). Entrada: 30 pesos. 

 

A 7 años de su última presentación en vivo, Humildes Tártaros se reencontrará con su público tocando esta noche, a partir de las 22, en Cuernavaca (Ituzaingó y Bolívar, Pilar). Con renovadas energías, pero manteniendo la esencia, la formación actualmente integrada por Sergio Abrate (voz), Diego Meléndez (guitarra), Leonardo Lalli (guitarra), Leandro Lamarque (bajo), Juan Pablo Nosdeo (batería) e Ignacio Senovrsnik (trompeta, trombón), promete desempolvar los clásicos y estrenar nuevo material, además de un set acústico. 

En casi una veintena de temas, el sexteto local repasará sus tres producciones discográficas (“Piojoman” de 1997, “Emoción violenta”, de 2000 y “Aldea”, de 2003), a la vez que interpretará un puñado de canciones de reciente factura. “Va a ser un show prolijo y con la fuerza de siempre, con la idea que predomine la alegría en el escenario y que le llegue a la gente”, dijo Lamarque.

En charla con El Diario, el bajista –uno de los fundadores del grupo– apuntó que las ganas de hacer música y compartir momentos juntos fueron las razones principales por las que decidieron volver al ruedo. “La verdad es que la música es algo que no se puede dejar tan fácilmente, siempre hay ganas de tocar. Tuvimos varios intentos fallidos de juntarnos y ver qué pasaba, hasta que en octubre del año pasado nos propusimos regresar. Sin ningún tipo de responsabilidad, comenzamos a ensayar una vez por semana, y de esa manera llegamos al punto en que nos propusimos volver a tocar en vivo. Lo bueno fue que al principio, nos juntábamos sin un objetivo definido, sólo queríamos hacer música y pasarla bien”, señaló.

- ¿Cómo los encuentra esta vuelta de Humildes Tártaros?

- Nos encuentra a cada uno transitando por un momento personal muy lindo. En todos nosotros hay un grado de madurez, que se percibe en algunos aspectos, como por ejemplo cumplir con los ensayos y encarar lo que hacemos con más compromiso. En cuanto a lo musical, mantenemos la esencia de la banda. De hecho, el nuevo material se ubica dentro del estilo que siempre nos caracterizó. Cada uno de nosotros tiene su forma de tocar, eso después se ensambla y se refleja en la música.

Comentarios