La vida en pareja, bajo la mirada de la mujer

A sala llena, la actriz Linda Peretz presentó “No seré feliz pero tengo marido”. La obra tendrá una nueva función el 15 de julio.
sábado, 2 de junio de 2012 · 00:00

Generalmente, cuando un buen chiste es por demás conocido, pero está bien contado, logra su cometido: hacer reír. Y en el caso de “No seré feliz… pero tengo marido”, la obra que la actriz Linda Peretz representó –el jueves último por la noche– en la ciudad de Pilar, el efecto fue exactamente el mismo. Y es que en este unipersonal (escrito por la periodista Viviana Gómez Thorpe y adaptado por Manuel González Gil), el público puede intuir de qué va la historia y cómo vendrá la mano, y no por ello privarse de disfrutar y divertirse.

Así fue como un Teatro Lope de Vega colmado (hubo que agregar más sillas en la sala) se enganchó desde el vamos con este monólogo que aborda, siempre con el humor en primer plano, las realidades cotidianas por las que atraviesa toda pareja. En este caso, Peretz se pone en la piel de Viviana, quien luego de 27 años de matrimonio, decide revisar diversas situaciones y aspectos que hicieron mella en su vida conyugal. Claro que el centro de este análisis es su marido, por lo que el género masculino resulta blanco de todos los dardos.

El abanico temático que despliega la actriz –conocida por su personaje para chicos “La flaca escopeta”– es amplio, y va desde el florecimiento de la pareja hasta el estancamiento, pasando por la infidelidad, el desgaste de la convivencia y los hábitos típicos del hombre.

Durante la hora y media que dura el espectáculo, Peretz se movió sobre el escenario como pez en el agua, generando diferentes climas y desarrollando el monólogo con dinamismo y naturalidad. Un elemento clave para que la obra “funcione” es la interacción que mantiene permanentemente con el público, logrando una espontaneidad que le da pulso a la puesta.

 

Fue así como, en un momento dado, la actriz le preguntó a María del Carmen Rodríguez de Zúccaro (quien estaba sentada en primera fila, junto a su hija Jazmín) cómo era ser esposa del intendente, a lo que la mujer del mandatario respondió “¡terrible!”, entre risas. 

 

“No seré feliz… pero tengo marido” lleva 12 años ininterrumpidos recorriendo las salas del país y del mundo (llegó a España, México, Brasil, Chile, Uruguay, Venezuela, Bolivia, Colombia y Paraguay), sumando más de 2.500 funciones. Su primera visita en Pilar fue un éxito, tal es así que la actriz prometió una nueva presentación, prevista para el 15 de julio.

 

 

Comentarios