Temaikèn presentó un nuevo integrante en su familia

sábado, 2 de junio de 2012 · 00:00

Fundación Temaikèn, institución que trabaja para proteger la naturaleza, educando, investigando y conservando especies y ecosistemas, celebró el nacimiento de un nuevo ejemplar de la familia de los équidos, se trata de una pequeña cría de cebra de casi 35 kilos.

El sábado 26 de mayo a la madrugada, Dulcinea, una cebra de 13 años de edad, comenzó con el trabajo de parto y dio a luz, luego de 11 meses de gestación, a una cebra de casi 35 kilos. En el nacimiento, no fue necesaria la intervención de médicos veterinarios, siendo un parto natural, lo más parecido a las sabanas africanas, donde habitan estos animales.

Esta pequeña cría es hija de Dulcinea y Quijote, quienes comparten el ambiente desde hace ya bastante tiempo. Sus padres llegaron al bioparque desde Tel Aviv en agosto 2000 y debido a una excelente adaptación al ambiente, nuevamente se descubrió que la familia se agrandaba.

“El nacimiento de un animal es para nosotros una emoción verdaderamente inexplicable, compartir nuestra vida con ellos es una satisfacción diaria, pero estar presentes en momentos como el alumbramiento y poder acompañarlos desde su primer instante de vida es un verdadero privilegio” explicó Gustavo Gachen, Curador General Fundación Temaikèn.

Para aprender más acerca de esta asombrosa especie, Temaikèn abre las puertas de su Bioparque para recibir a todas las familias que deseen conocer el recinto de las cebras, espacio que recrea su ambiente natural y permite estar cerca de los mismos.

 

Comentarios