Natación, con signo positivo

La escuela es gratuita y funciona en la pileta de Sportivo. Durante el 2012 se incrementó el  número de alumnos y quienes participaron en diversos torneos, tuvieron buenas actuaciones.
 
viernes, 28 de diciembre de 2012 · 00:00

La Escuela Municipal de Natación Especial le bajó la persiana a un año de mucha actividad y de resultados más que positivos no solo teniendo en cuenta lo ocurrido en competencias formales.

Es que, por un lado, la actividad, surgida en 2004 y dependiente de la subsecretaría de Deportes municipal, sigue sumando chicos a sus clases, mientras que por el otro, los alumnos muestran progresos de importancia y aquellos que concurren a diversos torneos, habitualmente retornan con premios.

“Ha sido un buen año para la escuela. Entre otras cosas, fuimos a los bonaerenses pero con menos gente de la esperada por el tema del recorte provincial, pero estamos muy contentos con la matrícula, tenemos muchos chicos tanto a la mañana como a la tarde”, remarcó la profesora Gabriela Palavecino, una de las integrantes del staff docente junto a Romina Heredia, Leonardo Aranzasti y Martín Paíz.

En cuanto a los ex Bonaerenses, la Escuela Municipal concurrió a la final de Mar del Plata con dos atletas: Jonatan Villagra y Alcides Pedrozo, y la eficiencia fue extrema, ya que el primero se trajo la medalla de oro y el segundo la de plata. Además, Jonatan fue oro en los Juegos Nacionales Evita.

La docente Palavecino contó que en la pileta climatizada del club Sportivo trabajan con discapacitados mentales, sensoriales o motores y existen dos niveles de trabajo: iniciación y avanzados.

“Hacemos una evaluación de acuerdo a la discapacidad que tiene el chico, porque hay algunos que ya llegan sabiendo flotar, que es un gran avance, por lo que está poco tiempo en iniciación y enseguida lo pasamos a al otro”, explicó la entrenadora. Y agregó: “Hay chicos que le tienen miedo al agua y junto a los motores, son los que más cuestan. Después cuando agarran la mano y flotan, pueden empezar a trabajar la técnica y pasan a avanzados, que son los que compiten”.

Palavecino indicó que se ven avances en todos los chicos aunque los mismos dependen de la discapacidad que sufre cada uno de ellos. “Por ejemplo, los mentales severos tienen pequeños logros y a muy largo plazo. Lo mismo ocurre con los chicos que tienen Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD). Los progresos quizas sean finitos y a largo plazo, pero se ven”, consideró la docente. “Vos te matás, pero ves pequeños logros con los meses”, añadió.

Los entrenadores coinciden en puntualizar que el nivel deportivo de sus alumnos es “bueno” aunque destacaron que también depende mucho de otros factores, como el compromiso puesto de manifiesto por los padres. “En general se comprometen pero no es fácil porque tienen muchas obligaciones y se les complica”, explicaron.

“A veces observás a un chico que le cuesta mucho y falta mucho porque depende de los padres o un pibe que es bueno pero que decís, que lástima que no lo trean siempre porque podría avanzar rápido”, sumó.

La Escuela Municipal de Natación Especial es gratuita y funciona en el natatorio climatizado del club Sportivo pero para el año que viene cambiaría de horario. Es que concentrará todas sus tareas entre martes y jueves a diferencia de este año, cuando la actividad se repartió en cuatro jornadas.

“A la mañana seguiremos de 10.30 a 11.30 y por la tarde de 15 a 16 y de 16 a 17. Habrá que ver cómo los padres de los chicos organizan sus vidas para poder traerlos”, completó Palavecino.

 

3

medallas obtuvo la escuela este año: una de oro y otra de plata en los Juegos Buenos Aires, y otra dorada en los Nacionales Evita.

 

 

Comentarios