Tres músicos y toda la sensibilidad navideña

Facundo Ramírez (piano), Claudio Sosa (voz) y Fabián Leandro (guitarra) se lucieron con “Navidad nuestra” y otros clásicos del folclore.
 
miércoles, 26 de diciembre de 2012 · 00:00


Luego de un año en el que el estandarte del folclore se mantuvo bien en alto a través de los shows en vivo, La Tucumanita despidió el 2012 con un espectáculo de lujo. Durante dos noches consecutivas –el viernes y el sábado de la semana pasada–, el espacio presentó al pianista Facundo Ramírez (hijo del maestro Ariel Ramírez), al cantante Claudio Sosa (anfitrión y sobrino de la recordada Mercedes Sosa) y al guitarrista Fabián Leandro, quienes desplegaron un repertorio que tuvo como eje al clásico “Navidad nuestra”, compuesto en 1964 por la dupla Félix Luna-Ariel Ramírez.

“Este concierto está dedicado a todos los agoreros que hablaron sobre el fin del mundo”, disparó con ironía Facundo Ramírez, antes que el trío comience a interpretar una versión acústica de la obra, que se complementa con la exitosísima “Misa criolla”.

El trío se lució a pleno en cada una de las seis partes que integran la “Navidad nuestra”, en la que mediante diferentes ritmos folclóricos, se repasan los hechos bíblicos ocurridos durante el nacimiento de Jesús.

Así fue como el público disfrutó de “La anunciación” (chamamé), “La peregrinación” (huella pampeana), “El nacimiento” (vidala catamarqueña), “Los pastores” (chaya riojana), la famosa “Los reyes magos” (takirari) y “La huida” (vidala tucumana).

 

Talentosos

Al término de esta obra, llegó el turno del bloque “solista” de Ramírez, quien escoltado por la guitarra de Leandro, ejecutó “La oncena” (chacarera de Eduardo Lagos), “Gatito de la sexta” (escrita por su hermana Laura y dedicada a su padre y al Chango Farías Gómez).

 

“Para hacer música hace falta un poquito de silencio”, increpó el talentoso pianista a un grupo de personas que no paraba de hablar, para luego concluir su set con otras dos obras del maestro Ramírez: la chacarera “La equívoca” y el brillante vals peruano “El choclón”.     

Sin mediar intervalo, Sosa ocupó el centro de la escena y confesó: “Este es un tema que hace mucho que no lo canto, solía hacerlo en mis comienzos”, previo a la interpretación de la zamba “Grito santiagueño”, de Raúl Carnota. Además, el anfitrión de La Tucumanita se lució con una impecable interpretación del clásico “Zamba de Lozano”.

Juntos nuevamente, Ramírez y Sosa protagonizaron uno de los picos de la noche con “Navidad en verano” (“Mi navidad está metida en el verano, no tiene pino ni la nieve le da luces”, dice el tema en una de sus estrofas), a la que le pegaron “Zamba de usted”.

El público, desbordado ante semejante espectáculo, ovacionó a los músicos, quienes redondearon el concierto con “Los inundados” (compuesto por Ariel Ramírez para el film homónimo, dirigido por Fernando Birri en 1962) y “Juana Azurduy”.

“Vamos a hacerle honor a esta casa”, apuntó Sosa, antes del clásico “Luna tucumana”, y “La tristecita” para el cierre definitivo de una velada tan mágica como la Navidad.

 

 

Un disco muy especial
En 2013, el músico Claudio Sosa estará involucrado en nada menos que 4 producciones discográficas. Tal vez la más importante sea la que está encarando junto al guitarrista local Juan Pablo Ferreyra, quien trabajará en los arreglos. “Es un álbum que representará mi lanzamiento como cantautor. No estará centrado en el folclore, sino que también habrá lugar para canciones latinoamericanas”, adelantó con entusiasmo a El Diario.

Comentarios