Guillermo Peluso: “Encontré nuevas energías en mis obras”

En “De genio y de loco”, el artista plástico local expone sus nuevos cuadros y esculturas. La muestra se podrá visitar durante las próximas 2 semanas en el Museo de Pilar.
 
domingo, 4 de noviembre de 2012 · 00:00

 

“Cada exposición en Pilar es un mimo al alma, amo este pueblo”, confesó con entusiasmo a El Diario el artista plástico local Guillermo Peluso, durante la apertura de la muestra “De genio y de loco”, propicia para dar a conocer la obra que viene realizando desde hace meses. Se trata de 16 trabajos –hay pinturas surrealistas y algunas esculturas en hierro, una de ellas premiada recientemente en un concurso nacional– que durante las próximas dos semanas se podrán apreciar en el Museo “Alcalde Lorenzo López” (Tucumán 960, Pilar). 

El impulsor de “Pilar Quiero Caminarte” (propuesta ecologista avalada por el Municipio, que fusiona el arte con el cuidado del medio ambiente) se encuentra atravesando un buen momento, algo que claramente se percibe en sus obras y en sus ganas de seguir trabajando.

“Es como que encontré nuevas energías en los cuadros y en las esculturas, realmente es un momento energético ideal para pintar. Estoy pasando una muy buena etapa en mi vida y en el arte, así que está copado hacer esta exposición, y nada menos que en el museo”, señaló.

Mientras algunos recorrían el interior del museo –donde las obras del artista compartían el espacio con parte del patrimonio histórico de Pilar–, otros disfrutaban de la agradable noche en el parque. Allí se escucharon (muchos incluso hasta bailaron) algunos tangos que interpretó en vivo el bandoneonista Juan Carlos Zanelli, de la localidad de Manzanares, quien –de forma totalmente casual– quedó inmortalizado en un cuadro pintado por Peluso.

 

Seguir trabajando

Entre su producción personal y el tiempo que le dedica al dictado de talleres, Peluso está pintando constantemente, algo que sin dudas le rinde muchos frutos. “Es un ejercicio que no dejo de hacer y la verdad es que todo el tiempo me dan ganas de pintar. No me gusta estancarme, al contrario, me interesa que la energía fluya. Eso es algo que logro cuadro a cuadro, ya que desde la primera pincelada sé que las ideas van a fluir. Y me parece que ahí empezás a ser artista plástico, cuando el pincel transmite lo que la cabeza piensa”, manifestó.

- ¿Y en ese momento para quién pintás?

- Yo pinto para mí. No sé realmente cómo explicarlo, creo que pinto para ser feliz, porque es lo que sé hacer. Por otra parte, ver las obras colgadas en una exposición y percibir que a la gente le gusta es mucho mejor, es un sentimiento muy profundo, siempre es un orgullo.

- A un año y medio de arrancar con “Pilar Quiero Caminarte” ¿Cómo ves hoy esa propuesta?

 

- Se trata de una movida que sigue creciendo y tiene cada vez mayor repercusión. Mientras seguimos colocando esculturas a lo largo de la cuadra (el paseo ecológico comprende la calle Hipólito Yrigoyen, entre Alsina y Battaglia), estuvimos haciendo visitas guiadas para los chicos de jardín de infantes, y además hay maestras que presentan este proyecto como material final en las escuelas. A su vez, hay empresas interesadas en esta propuesta que nos quieren auspiciar, así que todo esto me da muchas ganas de seguir haciendo cosas. 

 

 

Con su escultura “Esperando la mona”, el artista Guillermo Peluso logró recientemente el segundo premio en el concurso nacional “Arte en Hierro”, que cada dos años se realiza en Capital. “Fue una alegría terrible saber que había sido premiado, ya que concursaron más de 40 herreros de todo el país. Además, ya había participado de este certamen, pero en esa oportunidad logré una mención”, señaló.

La obra premiada pesa casi 120 kilos y tiene 1.40 metros de alto. Tiene más de 80 horas de trabajo y está hecha íntegramente de materiales reciclados: un centenar de herraduras, partes de bicicletas y elementos de distintas máquinas.

Comentarios