“Dar de baja una obra genera sentimientos encontrados”

Junto a Teatro de Repertorio, el actor local Mario Acenjo está haciendo las últimas presentaciones de “La máquina Hamlet” y “Tartufo”. Las funciones son en Vicente López.

viernes, 23 de septiembre de 2011 · 00:00

 

Mario Acenjo durante la función de «Tartufo» en el Teatro Lope de Vega.

 

En los próximos días, el actor pilarense Mario Acenjo estará dando las últimas funciones de las dos piezas que viene llevando adelante junto a la compañía Teatro de Repertorio, que tiene su sala en Melo 1756, Vicente López. Esta noche y el próximo viernes, a las 21, el elenco montará “La máquina Hamlet” (de Heiner Müller), en tanto que mañana y el siguiente sábado, a la misma hora, pondrá “Tartufo” (versión libre de la obra de Molière).

A propósito del primer título, el artista manifestó a El Diario: “Es un trabajo que disfruto mucho, sobre todo porque se trata de una obra de actores y para actores. Tiene muy poca escenografía, entonces te obliga a pelar en escena, aunque tampoco podés desbordarte”.

Hace un par de semanas, Acenjo debutó en Pilar con “Tartufo”, luego de ser convocado por el director Roberto Aguirre para hacer un reemplazo. Esta puesta participó del séptimo Encuentro de Teatro, que durante tres jornadas se desarrolló en la sala del Lope de Vega. 

“Actuar en ‘Tartufo’ es fantástico, siempre es lindo hacer Molière, ya que hizo comedias con un trasfondo político y social que se mantiene vigente. De hecho, el director hizo una adaptación de la obra y la trasladó al presente. Sólo tuve un ensayo con elenco y estuvo bueno, mi personaje es chico, pero está bastante en escena, así que me permite jugar”, dijo.   

- ¿Qué tal fue debutar con esta obra en Pilar? 

- La función fue bárbara y, sobre todo, resultó muy emocionante volver a encontrarme con un montón de gente querida, con la que compartí parte de este camino. Hacía años que no actuaba en el Teatro Lope de Vega, por lo que pisar nuevamente ese escenario fue toparme con muchas emociones, que en realidad deshilvané un tiempo un después. Y es que afloraron muchas cosas juntas que no pude asimilar en el momento, pero luego me puse a pensar en la obra y en la gente que reconocía en el público, de a poco me fue cayendo la ficha.

 

En trance

Cuando a ambos trabajos sólo le restan un par de funciones para cumplir su ciclo, Acenjo se halla inmerso en un estado de pura contradicción. “Dar de baja una obra siempre genera sentimientos encontrados. Y es que por un lado decís: ‘por fin se terminó’, pero por el otro te preguntás: ‘carajo, por qué se terminó’. Dejar de hacer una obra es lo peor, uno empieza con el duelo y la extraña cada vez más, hasta que te llaman para un nuevo trabajo”, apuntó.

Pero si de sensaciones fuera de lo común se trata, ninguna se compara a la que siente en carne propia el pilarense, instantes antes de salir al escenario. “Siempre me pasa que tres o cuatro segundos antes de entrar a escena quiero que se corte la luz o que suceda algo para que se suspenda la función, ya que tengo un miedo terrible. La cuestión es que cuando reacciono me encuentro saludando al público junto al resto del elenco, así que todo lo que pasó en el medio es como una suerte de trance para mí. Por supuesto que luego puedo analizar y darme cuenta qué cosas estuvieron bien y cuáles hay que corregir”, confesó.

A sólo dos semanas de cortar con las dos obras que lo mantienen vivo sobre las tablas, Acenjo no sabe cuál es el paso a seguir, aunque esa incertidumbre parece no le preocupa. 

“Por suerte no tengo ni la menor idea de cómo sigue mi vida, y esa es una característica típica del actor. Para un artista, lo apasionante es ir viendo para dónde se va a disparar la cosa. Si bien el elenco de Teatro de Repertorio me viene convocando desde hace tiempo, considero que soy universal, por eso es que donde me llamen, ahí estaré”, concluyó.

 

Cuándo y dónde

El elenco Teatro de Repertorio presentará esta noche y el próximo viernes, a las 21, la obra “La máquina Hamlet”. En tanto que mañana y el sábado siguiente, en el mismo horario, será el turno de “Tartufo”. Ambas puestas se verán en Melo 1756, Vicente López.

Comentarios