Kick boxing: Cáceres va por su octava defensa del título

Obtuvo la corona argentina de los Medianos en 2009 y no volvió a dejarla. La pone en juego este sábado en Escobar.

martes, 5 de julio de 2011 · 00:00

 

De piedra. Cristian Cáceres trabaja en el obrador de Presidente Derqui.

 

Llegó la hora en la que Cristian Cáceres vuelva a defender su título argentino Mediano (75,500) por segunda vez en el año y por octava desde el 2009, cuando lo ganó por KO en el 4º round. El peleador de Kick Boxing Mhai Thai afrontará el compromiso este domingo en el microestadio de Villa Vallier de Escobar, en una velada que comenzará a partir de las 20.

“No recuerdo su nombre, pero sé que es de la zona sur y viene invicto”, señaló Cáceres acerca de su rival mientras trabajaba en una cuadrilla del obrador municipal de Presidente Derqui. Su anterior y primera defensa fue en el pasado marzo cuando noqueó a su rival nada menos que en el segundo asalto. Con sus 34 años se considera “ya grande” para este rudo arte marcial, no obstante asegura estar bien preparado y con la constante guía de su maestro Aquiles Cano; nada menos que el campeón del mundo de la ISKA en la misma categoría. Tampoco olvidó sus orígenes con su primer maestro José Luna que, en la ciudad de Pilar, supo ver el potencial que ahora Cáceres demuestra en los entrenamientos como en los más de 60 combates oficiales que protagonizó. “Cada vez hay más seguidores de kick boxing, y creo que se debe a la televisión que pasa peleas parecidas en rings cerrados, pero que son mucho más violentas”, deja en claro Cristian sobre el crecimiento de los seguidores de su dura disciplina.

Día por medio paga el viaje en colectivo desde su barrio Monterrey hasta Escobar para entrenar. Además, con su sueldo municipal, afronta no sólo el mantenimiento del hogar, con su esposa y dos hijos, sino que también asume todos los gastos para esa práctica. “Hay más público, pero igual no es algo rentable de lo que uno saque buenas diferencias”, acota Cristian quien desde hace 13 años maneja una retropala municipal. Por ejemplo, los guantes de combate tienen una relativa duración y desde que ganó el Campeonato Argentino debió comprar tres pares, siendo que cada par ronda los 350 pesos, lo mismo con las pantorrilleras (sólo para entrenar ya que no se usan en peleas oficiales) que cuestan unos 250 pesos, luego los vendajes para los puños, toallas, pantalonetas, frascos de vitaminas para llegar de la mejor forma, y de calmantes para recuperarse pronto luego de combatir. “Todo sale de mi bolsillo, no tengo auspiciante que me ayude, pero si ahora gano nuevamente podría hacer una pelea internacional y ahí sí voy a necesitar una ayuda importante”, reconoció el campeón argentino, y luego agregó: “invito a los que les guste el kick boxing a venir a alentarme, yo peleo por todo Pilar y ojalá juntemos gente para llenar un micro porque prometo retener mi cinturón y darles una gran alegría”.       

 

 

 

Comentarios