El espectador: Un huracán que llegó del desierto

por Fernando Vartorelli
sábado, 19 de noviembre de 2011 · 00:00

 

John Garcia, líder de la banda californiana Kyuss.

 

 

Cuando todo indicaba que la única manera de disfrutar de la música de Kyuss era a través de los discos o videos en Internet, la noticia de su vuelta a los escenarios –tras un parate de 15 años– significó casi un milagro. Pero el sueño de muchos se hizo realidad cuando los californianos anunciaron su primera gira por Sudamérica, que haría escala en Argentina.

Era una oportunidad imperdible para ver en vivo a los creadores del stoner, ese género que patentaron a inicios de los ‘90 y que tenía a Black Sabbath entre sus máximos referentes.

Por esta razón, el sábado último, un Teatro de Colegiales colmado aguardaba con ansiedad la salida al escenario de esta banda que supo influenciar a exponentes argentinos como Los Natas, Buffalo, Humo del Cairo y Taura, entre tantos otros que pueblan la escena stoner.

Tras la apertura a cargo Sutrah, llegó el momento esperado por todos: John Garcia (voz), Nick Olivieri (bajo), Brant Bjork (batería) y Bruno Fevery (guitarra, quien se incorporó en reemplazo de Josh Homme, hoy líder de Queens of the Stone Age) se plantaron sobre las tablas para abrir el fuego con “Gardenia”, un clásico del CD “Welcome to Sky Valley”.

A partir de ese momento y durante la siguiente hora y cuarto, Kyuss Lives! transportó a los presentes al cálido desierto, ese singular ámbito en el que solían montar largas zapadas.

Hombre de pocas palabras y aferrado al micrófono, Garcia encabezó la tropa que descargó su artillería sin dar respiro, fue así como sonaron “Hurricane”, “One inch man” (ambas de su último CD “And the circus leaves town, editado en 1995), “Thumb” y el instrumental “Asteroid”. Uno de los momentos más celebrados del show se cristalizó con “Supa scoopa and mighty scoop”, que hizo vibrar la sala. Claro que cada tema que interpretaba la banda era recibida con euforia por el público, como pasó con la rutera “Odyssey” o “El rodeo”.

Los típicos cantitos le arrancaron más de una sonrisa a Garcia y el resto de la banda estaba en llamas, siendo favorecidos por un sonido impecable. Tras la acelerada “100º”, el grupo se retiró para regresar un rato después y liquidar la faena con “Fatso forgotso”, “Allen’s wrench” y “Green machine”.

Quedó la sensación que el recital podría haber sido más largo o que omitieron algunas canciones imprescindibles, pero lo cierto es que en su primera visita a la Argentina, Kyuss Live! supo estar a la altura de su leyenda. Que se repita!

Comentarios