Los jugadores de Vélez tuvieron su noche solidaria en el Club Sportivo

Liderados por los pilarenses Gastón Díaz y Leandro Coronel llegaron Otamendi y Moralez, entre otros. Jugaron en La Caldera. Las 200 personas se llevaron fotos y autógrafos de las estrellas.
sábado, 8 de mayo de 2010 · 00:00

Los jugadores de Vélez se sacaron la foto con los chicos de la categoría 2000.

 

 

El baby fútbol de Sportivo Pilar empezó a cumplir una parte de su sueño, tener su propio vestuario. Es que el jueves por la noche, liderados por los pilarenses Gastón Díaz y Leandro Coronel, surgidos de la cantera del club, los jugadores profesionales de Vélez Sarsfield se juntaron para ayudar a la escuelita.

La reunión sirvió para recaudar fondos para la construcción de los vestuarios de los chicos, un anhelo que se habían propuesto tanto el director de la escuela, Ricardo Navas, como uno de los promotores Díaz.

El gimnasio La Caldera poco a poco se fue cubriendo hasta que las más de 200 personas presenciaron la exhibición de papi fútbol que realizaron los jugadores del Fortín.

La noche arrancó cerca de las 20.30 con un partido amistoso de la categoría 2000 de Sportivo con Los Pibes de Agustoni.

La expectativa empezó a crecer cuando anunciaron que en minutos las figuras saltarían al parqué de La Caldera. Divididos en equipos 1 (Celeste) y 2 (Gris) salieron a la cancha. Y tras sacarse una foto en conjunto, la gente no tardó en abordar el rectángulo para robarse una foto, un autógrafo con los jugadores.

Además de Díaz y Coronel, también vinieron a dar una mano Maximiliano Moralez, Nicolás Otamendi, Marco Torsiglieri, Jonathan Cristaldo, Alejandro Cabral, Leandro Bebu Velásquez y Adrián Coria, ex jugador de Platense y San Lorenzo de Almagro. Junto a la delegación también llegaron al gimnasio rojo varios amigos y colaboradores además de Fernando Tobio (lesionado). En tanto en el arco estuvieron Mauricio Gómez, ex arquero de Sportivo y Fénix y actualmente en la Octava de Vélez, y Fernando Recuna, uno de los papás que colaboró.

Casi un cuarto de hora se retrasó el inicio del amistoso, que se dividió en 2 tiempos de 20 minutos, y terminó empatado en 12. Aunque en el 2º tiempo hicieron un mix con algunos papás que vinieron a colaborar.

Por supuesto que los más requeridos para las fotos y firmas fueron el defensor Otamendi, integrante de la Selección Argentina y con grandes posibilidades de ir al Mundial de Sudáfrica, como así también Frasquito Moralez.

El objetivo de toda esta movida generada por Díaz y Coronel, es recaudar dinero (la entrada fue de 10 pesos) para poder cumplir con una de las necesidades básicas en las instalaciones del gimnasio de fútbol, como es la construcción de un vestuario propio.

Tras el partido, los jugadores fueron agasajados con pollo y ensalada, que cenaron en el mismo gimnasio.

 

“Alegría inmensa”

Uno de los que estaba muy contento por esta ayuda fue Navas. “Nosotros estamos orgullosos de tener algo acá, algo que Gastón (Díaz) y Leandro (Coronel) no tuvieron”, manifestó el técnico, en referencia a la futura construcción de los vestuarios.

“La ilusión que tienen los chicos por ver a estos jugadores, ya eso para mí es una alegría muy grande”, expresó Navas, que calificó como “excelente” la idea que tuvieron para “ayudar a este club que está creciendo”.

Por su parte Coronel recordó sus primeros pasos en el baby y también manifestó su felicidad por poder “ayudar a los chicos que están y que arrancaron como yo”.

Mientras que Díaz evidenció al principio los nervios por cómo iba a responder la gente, pero luego todo se tranquilizó. “Estoy muy tranquilo y agradecido a los chicos porque vinieron”, resaltó. Además, calificó como “impresionante” la experiencia que vivirán los chicos de ver a jugadores de Primera.

Pero también dejaron su testimonio Moralez y Otamendi. Ambos reconocieron que salieron de un club de barrio y que siempre dan “una mano” para mejorar las condiciones de trabajo. “Mientras se pueda colaborar en todo, acá estaremos”, disparó Otamendi.

Mientras Moralez reconoció que la bronca por la eliminación de la Copa Libertadores todavía está, a la vez dijo que “estas cosas ayudan un poco a distraerse y divertirse, a sacarse todo lo malo que nos quedó. Pero ganándole a Chacarita nos vamos a sacar toda la bronca”.

Por su parte, Otamendi declaró: “Las chances de ir al mundial dependerán del buen rendimiento que tenga en las últimas fechas del torneo. Ojalá pueda mejorar para quedar en la lista”, resaltó.

Cristaldo también valoró este evento solidario. “A todo jugador lo que más le gusta es colaborar con los chicos. Para mí es un orgullo ayudar a los chicos”, resaltó el delantero, contento por su regreso a las canchas tras la lesión en la rodilla. n

 

Díaz, uno de los organizadores, deja su firma.

 

El juez Giorlando junto a Coronel, Moralez y Velázquez.

 

Los jugadores de Vélez disfrutaron del asado en el club.

 

Otamendi le firma la camiseta a este hinchita de Vélez.

 

Comentarios