Con su disco debut, Valtasar pisa por primera vez el teatro

El próximo sábado, el trío de rock presentará su álbum "El día para las amenazas" en el Lope de Vega. A través de 11 temas, la producción resume los 5 años de carrera que tiene la banda.
domingo, 2 de mayo de 2010 · 00:00

Bustamente, Alonso y Burgueño. Valtasar le pondrá rock al Teatro Lope de Vega.  

 

 

Valtasar, una de las bandas más destacadas del rock local, cristalizó su primer álbum. “El día para las amenazas” no sólo es el debut discográfico de este trío formado por Pablo Bustamante (voz y bajo), José Burgueño (guitarra) y Juan Manuel Alonso (batería), sino que además representa un resumen del trabajo realizado a lo largo de 5 años de carrera.

La presentación de la placa será el próximo sábado 8, a las 21, en el Teatro Lope de Vega (Pedro Lagrave 725, Pilar), donde el grupo promete rockear a lo grande. Claro que en su primer desembarco en la sala local, Valtasar le dará prioridad al material del flamante disco (tocará los 11 temas registrados), aunque también interpretará canciones nuevas y covers. 

“Tenemos muchas expectativas y ansiedad. Es una fecha importante para la banda, ya que vamos a lanzar nuestro primer CD en el teatro, un lugar que nunca pisamos”, dijo Alonso.  

Por su parte, Bustamante añadió: “Es un show que venimos armando hace tiempo, y será un poco más largo de lo que acostumbramos, así que esperamos que la gente lo disfrute”. 

Los integrantes de Valtasar coincidieron en lo significativo que es tener a disposición el Lope de Vega para llevar adelante este recital, sobre todo cuando muchas veces se instala ese equivocado prejuicio de que el rock no es una música acorde a una sala de esta clase. 

“Es muy importante contar con un espacio así, ya que nos permite desplegar otro tipo de show. Está bueno que nos hayan abierto las puertas, nos trataron de diez”, manifestaron.

 

Cerrando un ciclo

En noviembre pasado, los músicos de Valtasar y Mario Burgueño (técnico de grabación y productor musical) comenzaron a trabajar en la preproducción del álbum, al mismo tiempo que se dedicaron a equipar la sala para la grabación, que se realizó entre febrero y marzo.

- ¿Cómo fueron esos dos meses de grabación?

Bustamante: Tuvimos bastante tiempo para ensayar los temas, así que entramos a grabar con las ideas bien claras. Fueron dos meses tranquilos, si bien en el medio del proceso hicimos algunos cambios o ajustamos detalles. También hubo cosas que surgieron durante la grabación y que las fuimos resolviendo sobre la marcha. 

- ¿Qué papel tuvo Mario Burgueño en la realización del disco?

- Alonso: Nos tiraba ideas todo el tiempo, también nos marcaba algunos detalles, así que fue una cuarta cabeza que se sumó a Valtasar. Aportó mucho al proyecto, ya que además se encargó de la mezcla y masterización del álbum. Si bien nosotros íbamos escuchando y opinando, él fue quien llevó adelante todo ese trabajo.    

- ¿Costó hacer la selección del material que finalmente quedó en el álbum?

- Alonso: Si bien hubo algunos que quedaron afuera, desde el vamos sabíamos cuáles eran los temas que sí o sí tenían que estar. Quedamos muy contentos con el orden que le dimos a las canciones, logramos un disco bastante equilibrado. Abrimos con una canción rockera y directa (“Ficción”), en el medio metimos algunas que son importantes para la banda (“Mente” y “Cartón”) y cerramos con un tema que tiene un muy lindo final (“Farolito”).   

- ¿Cuáles fueron las ventajas y desventajas de contar con sala propia para grabar?

- Burgueño: Lo bueno es que trabajamos cómodamente, sin pensar en el tiempo o la plata. Sí nos pasó, que al principio nos colgamos mucho, por el solo hecho de tener la sala a disposición las 24 horas. De todas formas, creo que logramos hacer todo lo que teníamos en mente.

- Alonso: Como primera experiencia, la verdad es que los tres estamos muy conformes con el disco. No es que nos quedamos con las ganas de hacer tal o cual cosa, hicimos todo lo que nos propusimos. 

- ¿Piensan que “El día para las amenazas” significa el cierre de un ciclo para la banda?

- Alonso: Sí, creo que redondea una historia de 5 años, que arranca con la formación del proyecto y concluye con la edición del disco. De hecho, en el álbum hay temas que datan de la primera época, entonces es como cerrar un ciclo, resumir en 11 canciones nuestra historia.

- ¿Qué cambios generará en Valtasar la salida de este álbum debut?

- Alonso: Siempre lamentamos eso de no tener algo bien grabado para compartirlo con el público, así que con este disco, el panorama cambia. Ahora podemos ir a tocar a cualquier lado y vamos a tener al álbum como carta de presentación, disponible para que la gente se lo lleve.  

- Burgueño: Tras el show que vamos a dar en el teatro, la idea es promocionar el disco por todos lados. Queremos tocar lo más que se pueda y hacer alguna fecha copada.

 

 

Entradas
Están a la venta las entradas anticipadas para el recital que Valtasar dará el próximo sábado 8, a las 21, en el Teatro Lope de Vega (Pedro Lagrave 725, Pilar). Pueden adquirirse en Laps y Paganos a 15 o 25 pesos (entrada más disco). El día del show, pasarán a costar 20 y 30 pesos, respectivamente.

 

 

Valtasar (CD)

“El día para las amenazas”

1- Ficción

2- Indio

3- Diamante

4- Cartón

5- Cristal

6- Mente

7- Niño era

8- Hecho y deshecho

9- Tierra

10- Literalmente atómica

11- Farolito

 

 

Soy Mano
Rosario

por Graciela Nora Labale

 

Con la radio y el mate ensillado, los domingos, por elección, la cocina suele ser el espacio en el que paso buena parte de mi tiempo. Ojo, no de sacrificada, simplemente porque es el lugar donde amaso: panes, proyectos cargados de sueños, ñoquis, el trabajo de la semana, pizzas, lecturas y hasta historias para el Soy mano.

Primero con las ideas dando vueltas por mi cabeza y después en la compu, muchas veces, de un combo semejante, salen columnas como ésta.

Anotar un número de teléfono que escucho en mi programa favorito fue el primer paso. Después vino la llamada y una recepción maravillosa del otro lado de la línea por parte de Norma, secretaria de la organización.

El tema: una cooperativa de trabajo, de esas que se construyen desde el deseo mismo de quienes la componen y de la que participa una pilarense. Allí se confeccionan, entre otras, prendas exclusivísimas para el prestigioso diseñador internacional Martín Churba. Convenimos una cita y ahí empieza la otra historia.

Lo mío es simple, generalmente cuento cosas que me suceden a mí o le pasan a otros, pequeños relatos cotidianos. O el rescate de algún poeta o poema que creo olvidado, nada más. Pero ahora era distinto, tenía que hacer una entrevista y yo de periodista no tengo ni un pelo.

Nos encontramos en la vereda del Colonial, la que da a la iglesia, en una de estas tarde de otoño, casi primaverales. Espero ansiosa a la persona con la que sólo había mantenido una breve conversación telefónica pero ya desde el primer saludo supe que la cosa iba a ser simple. Nada de entrevista, una conversación fluida, café de por medio. Ni bien llega, me cuenta que tres veces a la semana, viaja en cinco medios de transporte de ida y otro tanto de vuelta para llegar del barrio Solares del Norte, en la localidad de Luis Lagomarsino hasta Sarandí, al sur del gran Buenos Aires y que la cooperativa cuenta con 44 personas quienes desde la dignidad del trabajo luchan por salir del lugar de exclusión al que las destina una buena parte de la sociedad que coquetea con la hipocresía. La de ella, es una historia habitual en estos tiempos.

Después de la escuela secundaria se perfeccionó como secretaria ejecutiva, estudió Inglés, y su recorrido laboral, desde los 16 años, incluyó promociones y trabajos administrativos para clínicas como la Fátima de Escobar, empresas de telefonía, TV satelital, inmobiliarias y hasta fue bordadora para la revista de Carmen Barbieri. Pero siempre pensó que no había mejor salida que el cooperativismo donde trabajadores con idénticos objetivos se convierten en dueños de un medio de producción.

Me dice: “dibujo ropa desde chica, por eso no dudo en hacer el esfuerzo que hago para poder desarrollarme en lo que me gusta, la cooperativa me ofrece la posibilidad de seguir mi verdadera vocación: el diseño de indumentaria.” Una asignatura ahora no tan pendiente entre sus pasiones. Pero la lucha de Rosario Morales, nombre que lleva en su DNI, no termina en la Cooperativa Nadia Echazú. Su condición de transexual la hace recorrer las eternas antesalas de la Justicia y el Hospital Durand de la Capital, donde habitualmente concurre y es muy bien tratada por médicos, sexólogos y psicólogos para que finalmente, algún día, autoricen la intervención quirúrgica de cambio de sexo.

Aunque muchas veces no puede comprar los medicamentos que le indican porque cuestan mucho dinero y no tiene ningún tipo de cobertura.

Con orgullo cuenta que nunca trabajó en la prostitución, aunque respeta la decisión de las que lo hacen, y que su segundo nombre, puesto por su madre tras una promesa a la Virgen del Rosario por un embarazo complicado, la ayudó a conseguir siempre tareas femeninas.

Tampoco le falta la lucha por la aceptación familiar, aunque ahora con 33 años le importa menos.

Rosario es bellísima, delicada, muy femenina y sueña con conseguir un compañero de vida. Nos despedimos, como buenas amigas, riéndonos, sabiendo que nos vamos a volver a encontrar, deseándonos lo mejor y diciendo: “está bravo el mercado de hombres con ganas de comprometerse con una mina.”  

Comentarios