La fiesta que no fue

Guns N’ Roses tocó en Vélez y dejó un sabor amargo. Estaban los clásicos, pero no la voz de Axl.

27 de marzo de 2010 - 00:00

Axl Rose no pudo con los problemas de sonido.

 

 

por Fernando Vartorelli

 

A 17 años de su última visita a la Argentina, muchas eran las expectativas por ver a Guns N’ Roses (o lo que quedaba de ellos) en vivo. Por un lado estaba la duda de si Axl Rose conservaría ese particular registro vocal que en su momento lo ubicó entre los cantantes más carismáticos del género. Por el otro, el grupo llegaba por tercera vez al país de la mano de “Chinese democracy”, obra que si bien no tuvo un gran éxito comercial, resultó ser uno de los discos más sobresalientes de 2008.

Con este marco, 45 mil fanáticos coparon el estadio de Vélez con la esperanza de disfrutar de una noche de puro rock. Tras la apertura a cargo de Massacre y La Mancha de Rolando (inexplicable su presencia en ese cartel), llegó el turno de Sebastián Bach, quien muy bien escoltado por una banda de jóvenes músicos, se encargó de calentar la jornada con temas de su etapa solista y, por supuesto, entregar algunos clásicos de su viejo grupo: Skid Row.

No importó mucho que la mayoría no haya estado al tanto de su carrera artística, ya que el rubio cantante salió a escena con el fin de meterse al público en el bolsillo, y lo logró, a fuerza de buenas canciones, una voz que no pasó indiferente y una entrega absoluta.

Cerca de las 23 –casi dos horas después de lo previsto– las luces se apagaron para darle la bienvenida a Guns N’ Roses, que tomó por asalto el escenario tocando la canción que da título a la último CD, mientras las pantallas, las luces y los fuegos artificiales anunciaban que al show no le iba a faltar nada… o casi nada.

Y es que desde el vamos, la voz de Axl no se escuchó (al menos desde el campo) y ese fue un problema que, excepto en algunos pasajes, lamentablemente persistió hasta el final del recital. Más allá de la duda de si se trató de una falla técnica o si el artista no estaba en condiciones vocales como para afrontar el espectáculo, lo cierto es que el público no tardó en mostrar su descontento, ya sea silbando o insultando, agitando los brazos o arrojando objetos al escenario, lo que provocó que el líder amenace con retirarse en 3 oportunidades.

Dejando a un lado este problema, la gente tuvo enfrente a una banda ajustadísima, llena de energía y, sobre todo, respaldada por un repertorio infalible. Fue imposible no celebrar esa seguidilla de clásicos compuesta por “Welcome to the jungle”, “It’s so easy” y “Mr. Brownstone”. O disfrutar en vivo de las canciones de “Chinese democracy”, que por cierto funcionaron muy bien, como el caso de “Better”, “Street of dreams” o la intensa “Sorry”.

Por supuesto que todas las miradas recayeron en Axl, quien a los 48 años, demostró que continúa siendo un buen showman, recorriendo el escenario, bailando y dejando la vida en cada canción (aunque, lamentablemente, su voz seguía sin escucharse).

De la veintena de temas incluidos en el repertorio sólo entraron cuatro del doble “Use your illusion” (las versión suavizada de “Don’t cry” fue una grata sorpresa), teniendo en cuenta que también hubo lugar para algunos guiños a James Bond, Elton John y Pink Floyd, sin olvidar el fragmento que tocaron los guitarristas del clásico tango “Por una cabeza”.

Sobre el final, la banda atacó con el rockero “Whole lotta Rosie” de AC/DC (versión que acostumbraban a hacer en su época más salvaje), cerrando con la eterna “Paradise city”.

Si hace 19 años Guns N’ Roses alentaba al mundo a “usar la ilusión”, hoy el público argentino sólo puede decir que la desilusión es más fuerte… la cuestión es ver si habrá una nueva oportunidad para revertir las cosas.

 

V Raro y acústico en Del Viso

Música en vivo y poesía le darán vida a la quinta edición del “Raro y acústico Vol. 5”, el encuentro que se desarrollará esta noche, desde las 21, en el Espacio El Círculo (Pizarro 1234, Del Viso). Tocarán Mil Voces (foto), Julián & Pablo y Lucy Vibes. Se sumarán los chicos de teatro de El Círculo con la propuesta “Letras por la memoria”. Gratis. Para participar de próximas ediciones o recibir más información, llamar al 011-15-5891-6708.

 

Show de Tren de Escape en Presidente Derqui

De la mano de un repertorio de rock y pop internacional, la banda local Tren de Escape se presentará hoy, después de la medianoche, en el bar Alquimia (Avenida de Mayo 356, Presidente Derqui). Será la primera visita a esa localidad del grupo integrado por Matías Ariza Vila (voz), Gustavo Santa Ana (batería y coros), Carlos “Pilín” Copes (bajo), Federico Derkacz (guitarras), Marcos Sasone (teclado), Leonel Ibaldi (saxo) y las coristas Roberta Córdoba, Ileana Silva y Romina Fernández. Gratis.

 

 

En la peatonal

Música al aire libre 

Horario: esta tarde, desde las 18.

Lugar: tramo peatonal de la calle Rivadavia.

Entrada: gratis. 

Con la presencia de artistas locales se realizará este fin de semana el último encuentro de “Pilar es música”, el ciclo artístico interdisciplinario que la Subsecretaría de Cultura organizó durante el verano en el tramo peatonal de la calle Rivadavia, en pleno corazón de la ciudad. La propuesta finalizará esta tarde, a las 18, con una programación que incluirá danzas, folclore, melódico, comedia musical, música cubana y una gran milonga abierta.

La movida al aire libre comenzará con la actuación del joven cantante melódico Enzo Barrionuevo. Luego será el turno de Juan Usún (solista de armónica), el grupo de danzas folclóricas “Hernán Figueroa Reyes” y Guillermo Paulucci Trío (folclore de proyección).

Tras la presentación de Ariel Ponce de León y su elenco de comedia musical, pisará la peatonal el trovador cubano Rafael De la Torre, quien estará acompañado por el percusionista Leandro Pandolfo. Como cierre del ciclo “Pilar es música” se montará una gran milonga abierta al público, que será musicalizada por Oscar Mascareño.

 

Rafael De la Torre.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar