Literatura

Soy mano: Reflexiones subjetivas e intrascendentes

por Graciela Labale

22 de junio de 2024 - 12:40

En días difíciles, dolorosos, en los que oigo palabras que creí desterradas, tales como terrorismo, sedición, golpe de Estado, de ver un sistema represivo bien ordenado para dar palo y palo al pueblo que sale a la calle a reclamar por sus derechos, avalado por una buena parte de la sociedad, que camina a mi lado, suelo hundirme en momentos de tristeza y desesperanza. El ver que en los barrios por donde circulo a la par de la Biblioteca Palabras del Alma y Somos RED hay hambre, desolación y demasiados jóvenes perdidos en la droga y el alcohol, como única salida, como único proyecto de vida. Y sin ir más lejos, en lo personal, cuando voy al cajero y lo que me entrega la maquinita no alcanza ni para medio mes* no puedo más que aferrarme a la poesía, a las canciones con fundamento para que al menos renazca en mí un cacho de esperanza. Sé que hay muchas personas que sienten como yo, por eso comparto un fragmento de este tema de Rosana en nuestra querida columna. Puede llegar a decirse que está muy trillado, demasiado baqueteado pero hoy, si me permiten, lo necesito.

“Si te arrancan al niño

que llevamos por dentro

si te quitan la teta

y te cambian de cuento

No te tragues la pena

porque no estamos muertos

llegaremos a tiempo

Si te anclaran las alas

en el muelle del viento

yo te espero un segundo

en la orilla del tiempo

Llegarás cuando vayas

más allá del intento

llegaremos a tiempo

Si te abrazan las paredes, desabrocha el corazón

no permitas que te anuden la respiración

no te quedes aguardando a que pinte la ocasión

que la vida son dos trazos y un borrón

Tengo miedo que se rompa la esperanza

que la libertad se quede sin alas

Tengo miedo que haya un día sin mañana

tengo miedo de que el miedo

te eche un pulso y pueda más

no te rindas, no te sientes a esperar

Si te caes, te levantas

Si te arrimas, te espero

Llegaremos a tiempo

Mejor lento que parado desabrocha el corazón

no permitas que te anuden la imaginación

no te quedes aguardando a que pinte la ocasión

que la vida son dos trazos y un borrón

Tengo miedo que se rompa la esperanza

que la libertad se quede sin alas

Tengo miedo que haya un día sin mañana

tengo miedo de que el miedo

te eche un pulso y pueda más

no te rindas, no te sientes a esperar

Solo pueden contigo

si te acabas rindiendo

si disparan por fuera

y te matan por dentro

Llegarás cuando vayas

más allá del intento

llegaremos a tiempo” Compositora: Rosana

*Gracias familia.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar